Penny, con los Phoenix Suns

Recordamos la carrera de uno de los jugadores más espectaculares de los años 90 en la NBA, lastrado por unas lesiones que le impidieron llegar más lejos: Anfernee Hardaway

Nuestro protagonista nacía en Memphis (Tennessee) el día 18 de julio del año 1971. El apodo por el que sería conocido en el mundo del baloncesto venía de lejos, concretamente de su entorno familiar, ya que su abuela siempre decía que su nieto era “pretty as a penny”, que significa  “tan bonito como un penique”, quedándose finalmente con el mote de “Penny”.

Afernee Hardaway destacó enseguida en el baloncesto de Memphis, donde jugó en la Treadwell High School. Allí se haría con un gran nombre en el país, promediando unos números de escándalo: 36.6 puntos, 10.1 rebotes, 6.2 asistencias, 3.9 robos y 2.8 tapones. Su dominio del baloncesto era total, siendo capaz de destacar en todos los aspectos del juego, algo que no está al alcance de todos. De hecho, pasaría a la historia de Memphis al terminar su paso por la escuela secundaria con un total de 3039 puntos, todo un hito.

Tras ello, “Penny” sería tentado por las más prestigiosas universidades del país para formar parte de sus equipos. Sin embargo, la elección del jugador sería la del college de su lugar de nacimiento, Memphis.

De esa manera, Hardaway se incorporó a los Tigers,  jugando dos años con unos grandes números: 20 puntos, 7.7 rebotes y 5.9 asistencias por partido, con una gran repercusión en el país.

La NBA puso rápidamente sus ojos en el jugador por su calidad y prestaciones, de las que ya hemos hablado. De hecho, “Penny” fue bautizado por la prensa como el nuevo “Magic Johnson”, y es que su juego recordaba mucho en esencia al del magistral director de juego del “Showtime” de los Lakers. Si bien Hardaway era más escolta que base, era capaz de dirigir al equipo perfectamente, coincidían en altura (2,01 metros) y era capaz de aportar en todas las facetas del juego, similar a la sonrisa más famosa del baloncesto mundial.

Tras dos años en la Universidad de Memphis, Afernee daba el salto a la mejor liga de baloncesto del mundo, siendo elegido en el Draft de la NBA del año 1993 por los Golden State Warriors con el puesto número tres. No llegaría sin embargo a jugar en la bahía de San Francisco, ya que sería inmediatamente traspasado a los Orlando Magic, a cambio de Chris Webber, la primera elección de ese año.

En ese Draft aparecerían jugadores como Jamal Mashburn (Nº 4), Allan Houston (Nº 11), George Lynch (Nº 12), Sam Cassell (Nº 24), George Muresan (Nº 30) o Nick Van Exel (Nº 37). Además de jugadores conocidos en la ACB, como Rex Walters (Nº 16), el tristemente desaparecido Alphonso Ford (Nº 32), Richard Petruska (Nº 46) o Marcelo Nicola (Nº 50).

Su impacto fue inmediato en la liga, así como en el equipo de Orlando, un equipo en claro crecimiento, formando una gran pareja junto a Shaquille O´Neal. Su primera temporada NBA fue más que notable, con unos números de 16 puntos, 5.4 rebotes, 6.6 asistencias y 2.3 robos en 36.8 minutos por partido. Además, ganaría el MVP del partido de Rookies del All-Star y sería elegido en el mejor quinteto de novatos del año y segundo en la pelea por el Rookie del año, que se llevaría Chris Webber finalmente.

Junto a O´Neal, los Magic crecerían a un ritmo frenético, convirtiéndose en uno de los equipos más potentes de la NBA. En 1995 llegarían de hecho a las Finales de la NBA, aunque caerían estrepitosamente ante los Houston Rockets de Hakeem Olajuwon por 4-0 en la pelea por el Anillo.

Era su segunda temporada en la NBA, donde Hardaway ya mostró unos grandes números, con unos promedios de 20.9 puntos, 5.4 rebotes y 7.2 asistencias, además de 1.7 robos, donde destacaba grandemente en la defensa de los de Florida.

En el año 1996,  Afernee Hardaway era elegido para participar con su Selección en los Juegos Olímpicos de Atlanta, donde ganaría la Medalla de Oro en un combinado que dirigió Lenny Wilkens, repleto de grandes estrellas NBA como Charles Barkley, Grant Hill, Karl Malone, Reggie Miller, Hakeem Olajuwon, Shaquille O’Neal, Gary Payton, Scottie Pippen, Mitch Richmond, David Robinson y John Stockton. Casi nada.

Seis temporadas estaría “Penny” en los Orlando Magic, pero en la Temporada 1999-2000 era traspasado a los Phoenix Suns, a cambio de Pat Garrity, Danny Manning y dos elecciones del Draft.

En los Suns sin embargo llegaría el comienzo del calvario para Hardaway, que se perdía casi por completo la temporada 2000-2001 por una grave lesión de rodilla, disputando sólo cuatro partidos. Los problemas de lesiones no paraban de aparecer constantemente, lo que le hizo no tener continuidad y ver como en los cuatro años y medio que permaneció en el equipo de Arizona, sus números iban decayendo año tras año, hasta que a finales del año 2003 aparecía de nuevo un traspaso.

Esta vez, el destino eran los Knicks de New York, que recibían en la operación además a  Stephon Marbury y Cezary Trybanski, a cambio de Howard Eisley, Maciej Lampe, Antonio McDyess, Charlie Ward, Milos Vujanic y dos elecciones del Draft. “Penny” dejaba los Suns con unos números muy inferiores a los esperados en él (12.4 puntos, 4.5 rebotes y 4.2 asistencias en 236 partidos).

En el equipo de la Gran Manzana las cosas por desgracia no cambiaron a mejor, apareciendo de nuevo distintas lesiones que le fueron impidiendo rendir con regularidad, llegando a perderse de nuevo una temporada por problemas físicos en la 2005-2006. Sus números no eran buenos (8.2 puntos, 3.5 rebotes y 1.9 asistencias por partido), no así como su contrato, así que los Knicks decidieron traspasarle en febrero de 2006 a Orlando junto a Trevor Ariza a cambio de Steve Francis.

Sin embargo, su primer equipo en la NBA se deshizo de él sólo dos días después del traspaso, perdiéndose la temporada 2006-2007.

Shaquille y Penny, juntos de nuevo en Miami Heat

En verano del año 2007 firmaba como Agente Libre por los Miami Heat por el mínimo, reuniéndose de nuevo con su viejo compañero Shaquille O´Neal, aunque Afernee sólo disputaría 16 partidos, con unas medias de 3.8 puntos, 2.2 rebotes y 2.2 asistencias en 20.3 minutos por partido. Sería cortado el 12 de diciembre de 2007 por el equipo de Florida para poder fichar a Luke Jackson.

Con 36 años y una carrera de 13 años en la NBA, Afernee “Penny” Hardaway se despedía del baloncesto en activo, con unos promedios de 15.2 puntos, 4.5 rebotes y 5 asistencias.

Sería cuatro veces consecutivas elegido para disputar el All-Star Game de la NBA (1995–1998), además de estar en el mejor Quinteto de la liga en la Temporada 1995-1996. Además, pasaría a la historia de su primera franquicia, al tener la mejor media de robos en la historia de Orlando Magic, con 1.9 por partido.

Además, su influencia en la NBA fue muy grande, llegando a tener su propia línea de calzado deportivo y siendo todo un referente para los jóvenes de la liga, como el caso de Tracy McGrady, quien llegó a reconocer que llevaba el número 1 en honor a Penny Hardaway.

Un gran jugador al que las lesiones no permitieron ser mucho más.

Afernee “Penny” Hardaway, un jugador total. Y por un penique…