Dejan Musli

Foto: ACB

Faltan siete capítulos para que acabe la temporada en el 2015/2016 de ACB Street, y como en toda serie de culto que se precie, y para que la misma siga manteniendo la atención del respetable, la dirección suele apartar alguno de los personajes que no han estado a la altura o no han cumplido las expectativas puestas en ellos sustituyéndolos por otros nuevos que le dan aire nuevo aire al guión y la trama. Si bien es cierto que los productores de la ACB no son muy dados a tocar a sus personajes de un año para otro, las constantes críticas y la lenta pero continua pérdida de interés por parte de sus televidentes ha hecho saltar las alarmas en los despachos y los rumores en el plató de rodaje.

A día de hoy son varios los actores que por diferentes razones están señalados como candidatos a abandonar al finalizar esta temporada.

14.- CAI Zaragoza (9-18)

Lo que prometía ser un año para el recuerdo va camino de convertirse en un año para olvidar. El equipo maño volvía a jugar competición europea y la experiencia nos ha enseñado que eso siempre es un arma de doble filo para los equipos de perfil medio/bajo (que no me malinterprete ningún aficionado “caista”), pues la dureza de jugar dos competiciones de primer nivel (más aun en plantillas teóricamente cortas e inexpertas) acaba pasando factura.

El equipo zaragozano, ebrio de ilusión, se ha dejado llevar por el siempre mágico mundo de las noches europeas dejando de lado sus quehaceres diarios en la competición doméstica. Cierto es que ha hecho una de las mejores temporadas de su historia a nivel continental, cayendo en octavos de la Eurocup frente al Dolomiti Trento, una de las (gratas) sorpresas de este año.

Pero la Eurocup es sueño, y los sueños, sueños son y sólo al despertar de ese sueño te acuerdas de que te has dejado todo por hacer en casa y es cuando vienen las prisas, los cambios de entrenador, los fichajes (con y sin sentido) y las oraciones para que no sea demasiado tarde para poner las cosas en orden.

15.- ILC Manresa (9-18)

Mucho (demasiado) mérito tiene que Manresa siga en la ACB.Esa mezcla de jóvenes jugadores con talento poco conocido o por descubrir y veteranos de amplia experiencia y reconocida y factible solvencia sigue dando guerra un año más en la máxima competición, lo cual es de agradecer y de admirar a partes iguales. Y es que desde hace ya tiempo que el club hace malabarismos con la cuenta corriente para confeccionar una plantilla que se ajuste a presupuesto (el conocido como método Manresa: se gasta lo que se ingresa) y que luche por la permanencia en la (absurdamente) denominada “segunda mejor liga del mundo”.

16.- Rio Natura Monbus Obradoiro (7-20)

Cuesta abajo y sin frenos. Esa sea quizás la frase que mejor defina la situación actual del equipo gallego. Y es que la resaca copera no parece haberle sentado muy bien a los de Moncho Fernández que cuentan por derrotas sus últimos cinco encuentros lo cual le ha colocado al borde de los “números rojos” de la clasificación. Además a esta racha negativa de resultados hay que sumarle la lesión por lo que resta de temporada de su jugador estrella Adam Waczynski, lo cual no hace sino más que poner más baches en un camino ya de por sí bastante abrupto.

17.- Movistar Estudiantes (7-20)

De nuevo el fantasma del descenso sobrevuela el Ramiro de Maeztu. La ausencia de un proyecto deportivo coherente vuelve a poner en peligro la continuidad del conjunto colegial entre los principales clubes del baloncesto nacional. Orenga, Pedro Martínez, Mariano de Pablos, Perasovic, Luis Casimiro, Pepu Hernández, Trifon Poch, Txus Vidorreta, Diego Ocampo y Sergio Valdeomillos. Diez entrenadores en diez años no es precisamente lo que yo entiendo por un proyecto claro. Un equipo de cantera necesita un buen artesano que pula bien esas piedras que han de sustentar los cimientos del equipo, pero si cada año cambias de artesano, el nuevo no hará más que recoger piedras mal acabadas y recolocarlas sin sentido alguno. La temporada toca a su fin y el Estudiantes se encomienda nuevamente a los parches de última hora, a todos los santos y a las campañas “publicitarias” (#QueNoBajamos, #NoValeRendirse) de su afición, sin duda alguna el mayor activo de este club.

18.- RETAbet.es GBC (5-22)

Lo que mal empieza mal acaba, y el GBC va camino de dar la razón al refranero español. ¿Mala planificación? (escaso acierto en las incorporaciones), ¿falta de actitud? (hace poco su entrenador hacia un llamamiento a la “testiculina”), ¿mala suerte? (partidos que se fueron inexplicablemente, lesiones…)

Demasiadas preguntas sin respuesta a estas alturas de temporada. Si dicen que el que juega con fuego al final se acaba quemando, a día de hoy el Guipúzcoa Basket es un niño tembloroso con una cerilla encendida en medio de un charco de gasolina. Y todo hace pensar que la cerilla se le acabará cayendo de la mano antes de que pueda apagarla.

Pepe Pozas

Foto: ACB Photo/ D. Grau

Ante los posibles cambios de reparto y aunque todavía no se conoce nada con seguridad, ya son varios los actores que han llamado a la puerta de la ACB ante la posibilidad de conseguir una prueba que les permita lograr un papel más o menos importante en la temporada 2016/2017.

En primer lugar está el Orense, equipo que tras ganarse el ascenso en la cancha y ser repudiado económicamente por la ACB, decidió acudir a la vía ordinaria para reclamar lo que era suyo por derecho deportivo. Fue tal su empeño que el día 9 de septiembre del año pasado acabaría firmando un acuerdo con la propia Asociación de Clubes (curiosamente Guipuzkoa fue uno de los que votó NO, quizás por un miedo hoy justificado) por el cual se haría efectivo su ascenso a la ACB en la temporada 2016/2017 siempre y cuando el club gallego solicitara su inscripción en mayo de este año y pasara previamente por caja. (Toc, toc, toc)

En segundo lugar se encuentra el Quesos Cerrato Palencia, Campeón de la Copa Príncipe y  reciente campeón de la liga LEB Oro. Con el ascenso deportivo en el bolsillo, el equipo palentino tratará de reunir el dinero suficiente para que la ACB no les cierre la puerta en las narices, si bien hace unos días escuchaba a su presidente Gonzalo Ibañez hablar sobre el posible ascenso a la ACB en el programa de radio “Tirando a fallar”, y muy a mi pesar volvió a pronunciar las palabras que año tras año lacran el baloncesto nacional a nivel de clubes: condiciones actuales inaccesibles y anacrónicas que hacen que el ascenso sea inviable. El señor Ibañez se encomendaba a la supuesta intervención del Consejo Superior en el Asunto y a la sempiterna y recurrida ayuda de las instituciones. Malos compañeros de viaje. (Toc, toc)

Y en tercer lugar estaría el Club Melilla Baloncesto, subcampeón de la Copa Príncipe y segundo clasificado en la liga regular de la LEB Oro. Cierto es que este equipo aun no se ha ganado el ascenso deportivo pero al haber estado luchando hasta el último momento con el Palencia por esa primera plaza que da el ascenso directo, su presidente también se pronunció hace tiempo sobre el tema, aunque en este caso no se refirió directamente al tema económico, sino que hacía hincapié en la importancia de que la afición llenara el pabellón Javier Imbroda para demostrarle al Gobierno de la Ciudad Autónoma lo importante que es el baloncesto en la ciudad, al mismo tiempo que instaba a las instituciones a dar “pequeños pasos” hacia la ACB en forma de reformas del pabellón. De ahí a pedir dinero sólo hay una reunión. (Toc)

¿Como acabará esta temporada? ¿Habrá nuevos actores? Todo esto y mucho más próximamente en sus pantallas.

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra lista de correo y no te pierdas nada del mejor baloncesto para leer. Kwame Brown no lo hizo y mira en que quedó su carrera.