Se acerca el verano en la NBA. Concretamente, el segundo verano tras el aumento del límite salarial y primero tras el acuerdo por el nuevo convenio colectivo. Este último entrará en vigor el próximo 1 de julio y una de las principales novedades será el aumento de plazas en las plantillas NBA: de las 15 actuales a las 18 que recoge dicho convenio.

Si unimos ambas piezas, el resultado está claro: se volverá a abrir la frontera entre Europa y la NBA. Un nuevo trasvase de jugadores desde el viejo continente hacia el mejor baloncesto del mundo.

El pasado verano ya dejó mella en Europa. Muchos de los jugadores decidieron dar el salto, cambiando una buena posición y minutos por la incertidumbre amparada en un buen contrato y un caché que no se consigue en cualquier competición. Nombres como Delaney o Kuzminskas dieron el salto sin haber sido elegidos en el Draft. Otros como Satoransky viajaron a EEUU tras salir elegidos en el Draft en años anteriores. Y algunos, como Sergio Rodríguez, volvieron a hacer el camino en busca de una segunda oportunidad en la que demostrar lo que no se demostró la primera vez. Casos muy distintos y jugadores dispares que deciden dar el paso de sus vidas. En estas líneas intentaremos descifrar algunos de los nombres que pueden ser los siguientes en hacer las maletas hacia el sueño americano.

Ante la gran posibilidad que se abre en la NBA para la mayoría de los jugadores, se espera que durante el verano una gran cantidad de ellos aproveche la oportunidad de compartir minutos con los mejores del mundo. Jugadores ya asentados de primer nivel europeo, primeras espadas de equipos de segundo nivel o los que buscan una segunda experiencia en la NBA.

Pasaje directo sin pasar por el Draft

Facundo Campazzo (26 años, UCAM Murcia / Real Madrid)

El propio jugador argentino ya dejó caer que está en el momento adecuado para probar en la NBA. Además, han sido numerosas franquicias las que ya han echado un ojo al base de UCAM Murcia. Con un estilo espectacular y un gran talento, Campazzo sigue creciendo a pasos agigantados y todo hace pensar que su próximo paso será medir sus fuerzas en EEUU. En su segunda temporada en Murcia, Campazzo se ha erigido como líder absoluto del conjunto entrenado por Katsikaris, promediando 15 puntos y 6 asistencias por partido, siendo además líder en recuperaciones de la ACB con 1’82 por encuentro.

La peculiaridad de la marcha de Campazzo hacia la NBA reside, principalmente, en la planificación de la próxima temporada del Real Madrid. Con un puesto de base donde los minutos se reparten entre Llull y Doncic, el base argentino se queda sin los minutos necesarios para brillar al máximo nivel europeo y su marcha estaría destinada a ser este verano. Doncic abandonará la disciplina blanca, si no hay sorpresas, en 2018, Draft en el cual se le pronostica el número 1. Este movimiento dejaría hueco a Campazzo, si bien, tendría que esperar una temporada más en Europa y le obligaría a dar el paso con 29 años, perdiendo dos temporadas de carrera NBA. La salida de Llull, aunque siempre posible debido al interés de los Rockets, no se da por hecha a causa de las palabras del propio jugador y su deseo de hacer historia -más aún si cabe- en el Real Madrid. Con Llull y Doncic, pocos minutos quedan para Campazzo que, aprovechando su buen cartel y el deseo de estar entre los mejores del mundo, podría decidirse a marcharse este año. Sin hueco la próxima temporada en Madrid, sólo quedan dos opciones: otra cesión o la NBA. Y esta segunda lleva muchas papeletas.

Stefan Jovic (26 años, Estrella Roja)

Creador de juego por excelencia de escuela balcánica. Su nombre ha sonado esta misma temporada para el FC Barcelona, que pensó en el base serbio para acompañar a Rice. Plata en Rio’16 y España’14, Jovic se caracteriza por ser un base clásico, creador de juego y con una gran visión sobre la pista. Durante esta temporada está promediando 8 puntos y 6 asistencias en Euroleague, donde nos ha dejado auténticas exhibiciones, resaltando el encuentro ante Baskonia, donde se fue hasta los 18 puntos, 12 asistencias y 4 recuperaciones.

Foto: euroleague.net

Miro Bilan (27 años, Cedevita Zagreb)

Nacido en Šibenik, cuna del baloncesto balcánico, Miro Bilan se ha convertido en una pieza clave en el Cedevita. Un 7 pies de los que tanto escasean en la NBA, el internacional croata puede ser uno de los beneficiados de la ampliación de las plantillas en la liga estadounidense. Bilan se ha establecido como la referencia interior del conjunto de Mrsic, siendo además el objetivo a detener por los rivales del conjunto croata gracias a sus 13 puntos y 6 rebotes por partido. Su nombre ya aparece en la agenda de algunos clubes importantes a nivel europeo, si bien, sus capacidades pueden abrirle un hueco entre esas tres plazas extras de cada franquicia.

Johannes Voigtmann (24 años, Baskonia)

Una de las sensaciones de este Baskonia. Con una velocidad y agilidad inusual para un jugador de su altura (2.11 metros), Voigtmann está siendo una de las referencias interiores del equipo de Sito Alonso. A su repertorio en el poste bajo, el jugador alemán añade, además, un gran tiro exterior, consiguiendo así ampliar su zona de efectividad ofensiva. Tras varios años de progresión constante, Voigtmann se ganó su puesto en un equipo de Euroleague y es ahora cuando se le pueden abrir opciones más allá del Atlántico. Más de 10 puntos y 7 rebotes en poco más de 20 minutos avalan su temporada en la máxima competición europea. Aun así, su mejor carta de presentación son sus características físicas, cada vez más valoradas en la NBA.

Moustapha Fall (25 años, Chalon)

Su único contacto hasta ahora con la NBA es una invitación de los Lakers a la Summer League. Fall (2.18 metros) está contando con hasta casi 30 minutos de juego en Chalon, donde destaca principalmente por su físico. Imponente en el poste bajo y en ambas zonas, el center francés puede cuadrar perfectamente en cualquier roster actuando como especialista en el rebote y defensa. La nula experiencia a alto nivel es el principal punto negro de Fall, que deberá desarrollarse para dar el siguiente paso.

Veteranos en Europa, rookies en la NBA (Drafteados)

Sergio Llull (29 años, Real Madrid)

Si bien su continuidad en Madrid parece más que segura según sus palabras, Llull es quizás el caso más claro para dar el salto a la NBA. Dominio total al máximo nivel europeo y un cualidad para ganar partidos que muy poquitos poseen. El siguiente paso en su progresión es la mejor liga del mundo y los veranos venideros son propicios para dar ese paso. En su mano está la decisión.

Adam Hanga (27 años, Baskonia)

Dos temporadas a gran nivel en Baskonia ponen al húngaro en el punto de mira de la NBA. Su excelente físico le permite enfrentarse de tú a tú a cualquier jugador, además de saber aprovechar a la perfección su superioridad en dicho apartado. Hanga se ha ganado a pulso la oportunidad de jugar entre los mejores. Su gran temporada y el deseo del jugador de jugar en la NBA hacen ver que su futuro está en EEUU. Sus derechos residen en los Spurs tras ser elegido en el Draft de 2011 por la franquicia tejana.

En busca de una segunda oportunidad

Nemanja Nedovic (25 años, Unicaja)

Tras marcharse con apenas 22 años a los Warriors, su primera experiencia en la NBA no fue la más exitosa. Dos años después (2014), Valencia Basket lo repesca y tras no cumplir las expectativas, recala en Unicaja donde cumple ya su segunda temporada. Nedovic se ha convertido en el líder del club malagueño, donde ha demostrado su gran poderío anotador. Su talento, su principal arma para volver a EEUU, objetivo del escolta serbio.

Luigi Datome (29 años, Fenerbahçe)

Dio el paso a los Pistons directamente desde Italia. Tras dos temporadas sin asentarse, Datome volvió a Europa de la mano del Fenerbahce turco, donde es una de las piezas claves de Obradovic. Más hecho que cuando se fue en 2013, Datome puede ver las puertas de la NBA abiertas durante este verano. Con varias franquicias interesadas, el italiano rechazó dar el paso la temporada pasada para quedarse en Turquía. Cerca de la treintena, Datome se enfrenta ante una de las últimas oportunidades para cruzar el charco.

Foto: Euroleague

Jan Vesely (26 años, Fenerbahçe)

Con apenas 21 años, los Wizards confiaron en él como pieza de futuro. De más a menos durante las tres temporadas que estuvo en Washington, el jugador checo decidió volver a Europa, donde cumple su tercera temporada en el Fenerbahce turco. Con un físico privilegiado, Vesely puede encajar a la perfección en la rotación NBA, donde escasean su altura y movilidad. Su objetivo es la NBA y en la competición americana su perfil está muy bien visto. Su edad, perfecta. Tiene mucho para volver.