Los éxitos del baloncesto de Venezuela a primer nivel internacional no va únicamente unido a estos últimos años de Néstor “Che” García como seleccionador. La clasificación del combinado vinotinto a Río 2016 fue la segunda presencia de Venezuela en un torneo olímpico de baloncesto masculino tras los pioneros de Barcelona 92.

Pasaron 24 años de pelota naranja entre el equipo formado por Gabriel Estaba, Alexander Nelcha, Carl Herrera, Sam Sheppard, Iván Olivares, Víctor David Díaz, Melquiades Jaramillo, Rostin Gonzalez, Armando Palacios, Luis Jiménez y Néstor Solórzano y el formado por Gregory Echenique, Dwight Lewis, Miguel Marriaga, Gregory Vargas, John Cox, David Cubillán, José Vargas, Miguel Ruiz, Windi Graterol, Heissler Guillent, Anthony Pérez y Néstor Colmenares y ambas generaciones olímpicas tuvieron en común una derrota ante Estados Unidos.

En el caso de Barcelona 92, Venezuela cayó por 127-80 en un amistoso previo y realizó una buena segunda parte en un partido que se había marchado decidido al descanso con un marcador parcial de 67-26, mientras que en el reciente duelo de Río 2016 el combinado del Che García sólo aguantó el ritmo de los estadounidenses durante el primer cuarto y terminaron perdiendo por un también contundente 113-69.

Box score del amistoso de 1992 (Foto: Se Habla Basket)

En ese periodo de 24 años entre las dos selecciones olímpicas, si bien no hubo una generación completa al mismo nivel ni con los mismos éxitos, el baloncesto venezolano tuvo buenos momentos, a algunos de los mejores jugadores de su historia y consiguió vencer a Estados Unidos en partido oficial.

Si en la selección del 92 estaba Carl Herrera, el primer NBA venezolano, los dos mejores jugadores de ese periodo intermedio y también en el top de la historia del país sudamericano fueron Óscar Torres y “Pepito” Romero, ambos todavía en activo y con carrera en el baloncesto europeo y en la NBA en el caso del primero. En torno a esos dos jugadores y otro mito con Víctor David Díaz, estaba conformado el equipo que acudió al FIBA Américas 2005 celebrado en la caribeña ciudad de Santo Domingo y que daba cinco plazas para el Mundial 2006 de tan buen recuerdo para la afición española.

Fue Brasil el que se llevó aquel torneo, con una gran actuación de Leandrinho Barbosa, Tiago Splitter y Marcelinho Huertas imponiéndose en la final ante la Argentina de Paolo Quinteros, Fede Kammerichs o Pancho Jasen. El bronce fue para Venezuela, que venció por 83-93 en el partido por el 3º y 4º puesto a una selección B de Estados Unidos liderada por Tyus Edney.

Aunque hemos definido a Estados Unidos como una selección B, bien podíamos haberla calificado de selección C o D ante la ausencia de jugadores NBA de referencia, con Tyus Edney como referencia y otros de nombre conocido y que harían carrera posteriormente en Europa y/o España como Lynn Greer, Charlie Bell, Alex Scales o Adam Chubb. El caso quizás más curioso es el del máximo anotador estadounidense de aquel partido, Kris Lang, que tuvo un breve paso por Unicaja Málaga y que en 2013 llegaría al baloncesto venezolano de la mano de Cocodrilos de Caracas y se ganó a la fanaticada del equipo saurio hasta el punto que fue apodado el “cocodrilo blanco”. Actualmente, Lang tiene 37 años y juega en el equipo venezolano de Bucaneros de la Guaira, que hasta hace unos días dirigía el entrenador español Luis Guil.

FIBA Américas 2005

Foto: Prensa Cocodrilos

De ese roster estadounidense, otro que pasó recientemente por el baloncesto latinoamericano es Aaron McGhee. El ex de los Sooners de Oklahoma, además de jugar en España con Cantabria y Granada unos años antes de este torneo, jugó la pasada temporada en México a las órdenes del español Paco Olmos en Jefes de Fuerza Lagunera y posteriormente lo hizo en Puerto Rico vistiendo la camiseta naranja de Cangrejeros de Santurce. Completaban aquella selección de Estados Unidos Jerome Beasley, Marque Perry, Tephen Hamilton, Ronald Slay y Noel Felix.

Del lado del equipo vinotinto, Óscar Torres, Pepito Romero y Víctor David Díaz podrían volver a unirse esta temporada en Marinos de Anzoátegui. En el caso de Díaz, firmó hace unas semanas como director general del equipo tras retirarse hace año y medio y tras 28 temporadas como profesional, mientras que Romero volvió este año al equipo del Acorazado Oriental mediante un traspaso y Torres jugó hasta la pasada temporada con Marinos a sus 40 años tras recuperarse de una grave lesión de rodilla y su presencia no está ni confirmada ni descartada para esta edición de la liga venezolana.

Otros de aquellos internacionales venezolanos que siguen aún en activo en la LPB son Tomás Aguilera con Trotamundos de Carabobo, Luis Julio con Panteras de Miranda, Heberth Bayona y Miguel Marriaga con Toros de Aragua o el cuarentón Richard Lugo, que hasta la pasada temporada jugó con Guaiqueríes de Margarita y está negociando con varios equipos para seguir jugando en la actual edición de la LPB.

Para cerrar, un vídeo de uno de los mejores partidos de Óscar Torres en la pasada temporada, donde fue clave desde el 6’75 para que Marinos se impusiera a Cocodrilos en un partido de la fase regular y donde se puede ver en algún momento a Germán Gabriel.

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra lista de correo y no te pierdas nada del mejor baloncesto para leer. Kwame Brown no lo hizo y mira en que quedó su carrera.