Videojuegos y deporte: la fusión perfecta

En la última década, los videojuegos han terminado por convertirse en el producto de entretenimiento más popular en el mercado. Llegando a recaudar más que el estreno de una superproducción de Hollywood en su día de lanzamiento, esta industria se ha convertido por derecho propio en un auténtico gigante a tener en cuenta, cobrando al fin la importancia que merece como producto de ocio.

De la misma forma, existe un cambio de paradigma en el ámbito del deporte ahora que los videojuegos han cobrado esta importancia. Algunos de ellos han saltado al plano profesional, dando origen a los llamados eSports y convirtiendo lo que siempre fue en un entretenimiento doméstico en una competición en toda regla. El mundo de los eSports ha cambiado en muchos círculos la noción que teníamos hasta ahora de deporte: al igual que el ajedrez, un videojuego competitivo requiere reflejos, adaptabilidad, disciplina y, sobre todo, mucho entrenamiento. Y quizá lo más interesante es la versatilidad que ofrece el medio, ya que deportes físicos como el propio basket ya tienen su versión virtual, en la que jugadores de todo el mundo se enfrentan en una cancha virtual a través de los avatares de sus jugadores favoritos.

En cualquier caso, era cuestión de tiempo que esa fusión diese un giro de 180º y que fuese el basket es el que se acerque a los videojuegos, en lugar del habitual caso contrario. Aprovechando la llegada de la Final Four, acaba de ser lanzada al mercado una línea de periféricos de ordenador con la licencia oficial de la Euroliga de basket. Alfombrillas, teclados, auriculares, ratones… Toda una gama de productos con el diseño exclusivo de cada equipo, desde el Barcelona Lassa y el Real Madrid, pasando por el Baskonia, el Olimpia Milano y mucho más.. Pensando tanto en aquellos jugadores de videojuegos que disfrutan del basket como en aquellos aficionados al baloncesto que buscan apoyar a sus equipos viendo los partidos a través de Internet, la marca española Mars Gaming ha querido rendir homenaje a los equipos de la Euroliga fusionando ambos mundos, el de los videojuegos de ordenador y el del basket profesional.

Lejos de ser únicamente una anécdota aislada, resulta reconfortante ver cómo estos dos sectores se acercan amistosamente y dan lugar a este tipo de creaciones, fomentando una nueva concepción de los deportes electrónicos y alejando esa falsa imagen de que son mundos totalmente opuestos. El mundo electrónico está aquí para quedarse, y a la vista está que pueden surgir proyectos tan interesantes como este. Tanto para aquellos interesados en el tema como los que quieran hacerse con un ratón de su equipo favorito, os dejamos el enlace a la página por aquí, para que conozcáis algo más de la industria gaming que tenemos en casa.

ARTÍCULO PROMOCIONADO POR MARS GAMING