“With the first pick in the 1998 NBA Draft, Los Angeles Clippers select Michael Olowokandi from University of the Pacific”. Con estas rutinarias y tradicionales palabras, David Stern anunciaba la primera selección del Draft de la NBA de 1998, celebrado en la ciudad de Vancouver el 24 de junio de aquel año.

Sin embargo, la fortuna no sonreiría al pívot de origen nigeriano, quien nunca llegó a dar continuidad a los más de 22 puntos y 11 rebotes que promediaría en su temporada junior. Mientras tanto, aquel Draft, pese a no estar a la altura en cuanto a talento y repercusión global con el paso de los años de sus homónimos de 1984, 1985, 1996 o 2003, dio luz a algunas de las estrellas que teñirían de color, gloria, espectáculo y puntos, muchos puntos, al venidero siglo en el que ahora nos encontramos.

Mike Bibby, playmaker de aquellos maravillosos Kings de inicios de la pasada década, y Raef LaFrentz, quien firmó una correcta carrera en la NBA tras brillar en la Universidad de Kansas, acompañan a Olowokandi –uno de los grandes ‘pufos’ históricos cuando hablamos de número uno del Draft- en el podio de esta camada. Es entonces cuando comienza el baile de nombres de primera línea. En los minutos posteriores a la elección del pívot por parte de Denver Nuggets, el comisionado Stern completaría los primeros diez picks de la noche con nombres fácilmente reconocibles por cualquier seguidor de la liga, donde han dejado su huella imborrable: Vince Carter (quinta posición y futuro Rookie del Año), Dirk Nowitzki (novena selección) y Paul Pierce (décima). Sin olvidar, entre ellos, a Antawn Jamison (cuarto) o la magia de Jason Williams (séptimo).  Ya un poco más abajo –sin que sea ello motivo alguno para desplazarlos de nuestra memoria-, el General Motors Place de Vancouver marcaría el pistoletazo de salida en el baloncesto profesional de Bonzi Wells (11º), Matt Harpring (15º), Ricky Davis (21º), Tyronn Lue (23º) y, ya en segunda ronda, auténticos ‘robos’ como el de Rashard Lewis (32º) por parte de Seattle Supersonics y Cuttino Mobley (41º) por los Rockets.

DRAFT DE 1998: PRIMERA RONDA

Posición Equipo Jugador Universidad/País
1 LAC Michael Olowokandi Pacific
2 VAN Mike Bibby Arizona
3 DEN Raef LaFrentz Kansas
4 TOR Antawn Jamison North Carolina
5 GSW Vince Carter North Carolina
6 DAL Robert Traylor Michigan
7 SAC Jason Williams Florida
8 PHI Larry Hughes St. Louis
9 MIL Dirk Nowitzki Alemania
10 BOS Paul Pierce Kansas
11 DET Bonzi Wells Ball State
12 ORL Michael Doleac Utah
13 ORL Keon Clark UNLV
14 HOU Michael Dickerson Arizona
15 ORL Matt Harpring Georgia Tech
16 HOU Bryce Drew Valparaiso
17 MIN Rasho Nesterovic Eslovenia
18 HOU Mirsad Turkcan Serbia
19 MIL Pat Garrity Notre Dame
20 ATL Roshown McLeod Duke
21 CHH Ricky Davis Iowa
22 LAC Brian Skinner Baylor
23 DEN Tyronn Lue Nebraska
24 SAS Felipe Lopez St. John’s
25 IND Al Harrington St. Patrick HS (NJ)
26 LAL Sam Jacobson Minnesota
27 SEA Vladimir Stepania Eslovenia
28 CHI Corey Benjamin Oregon State
29 UTA Nazr Mohammed Kentucky

 

DRAFT DE 1998: SEGUNDA RONDA

Posición Equipo Jugador Universidad/País
30 DAL Ansu Sesay Mississippi
31 LAL Ruben Patterson Cincinnati
32 SEA Rashard Lewis Elsik HS (TX)
33 SEA Jelani McCoy UCLA
34 CHI Shammond Williams North Carolina
35 DAL Bruno Sundov Winchendon School (MA)
36 SAC Jerome James Florida A&M
37 PHI Casey Shaw Toledo
38 NYK DeMarco Johnson UNC Charlotte
39 MIL Rafer Alston Cal State Fresno
40 DET Korleone Young Hargrave Military Academy (VA)
41 HOU Cuttino Mobley Rhode Island
42 ORL Miles Simon Arizona
43 WAS Jahidi White Georgetown
44 NYK Sean Marks California
45 LAL Toby Bailey UCLA
46 MIN Andrae Patterson Indiana
47 TOR Tyson Wheeler Rhode Island
48 CLE Ryan Stack South Carolina
49 ATL Cory Carr Texas Tech
50 CHH Andrew Betts Cal State Long Beach
51 MIA Corey Brewer Oklahoma
52 SAS Derrick Dial Eastern Michigan
53 DAL Greg Buckner Clemson
54 DEN Tremaine Fowlkes Cal State Fresno
55 DEN Ryan Bowen Iowa
56 VAN J.R. Henderson UCLA
57 UTA Torraye Braggs Xavier
58 CHI Maceo Baston Michigan

Dos décadas después, entre todos ellos –al cierre de estas líneas-, tan solo Dirk Nowitzki y Vince Carter, entregados a una especie de eterna segunda juventud por el deporte que les ha dado todo, continúan en activo, mientras que cinco jugadores de aquella camada –Pierce, Jamison, Lewis y ambos ‘viejos rockeros’- pueden presumir de haberse coleado con la élite de la competición en un All-Star Game.

Y es que junio es el mes del Draft. De la ilusión y la incertidumbre. El momento en el que 30 franquicias tienen la posibilidad de seleccionar a los mayores talentos del panorama internacional. Una noche en la que los directivos tienen en sus manos una decisión vital, meticulosamente planificada, que puede marcar la diferencia entre el nacimiento de un proyecto vencedor o el primer paso hacia una larga odisea por el desierto baloncestístico. Del mismo modo, aterrizar en uno u otro destino suele ser determinante en el futuro profesional de los recién ‘graduados’, además de que muchos jugadores terminan por mostrar un rendimiento muy por debajo de su puesto –los denominados ‘pufos’-, mientras que otros sorprenden a propios y extraños con un impacto en la liga inesperado –también llamados ‘robos’-.

Draft 1998

Foto: NBAE

Cada año, esta premisa se cumple a rajatabla. También en el Draft de 1998, una camada de talentos cuyo orden se vería notablemente modificado si tenemos en cuenta el impacto final que registraron en la mejor liga de baloncesto del planeta. Y en este Top 10, lo ponemos a análisis.

10.º RICKY DAVIS (PICK 21 – CHARLOTTE HORNETS). Todo un trotamundos. Antes de dar comienzo a una odisea que le llevaría a jugar en ligas tan variopintas como la francesa, turca, china o puertorriqueña, defendió la camiseta de hasta seis franquicias distintas (Hornets, Heat, Cavaliers, Celtics, Wolves y Clippers), sin llegar a alcanzar cierta estabilidad en ninguna de ellas. Aún así tuvo tiempo de superar los 19 puntos por encuentro en dos de ellas y disputar un total de 736 partidos de regular season (344 de ellos como titular).

9.º AL HARRINGTON (PICK 25 – INDIANA PACERS). Harrington puede presumir de ser uno de los únicos cinco jugadores en alcanzar las 15 temporadas en la NBA tras haber dado el salto a ella directamente desde el instituto -los otros son Kobe Bryant, Kevin Garnett, Jermaine O’Neal y su compañero de promoción Rashard Lewis-. En Indiana se convirtió en un complemento de lujo y uno de los mejores sextos hombres de la liga, mientras los Pacers alcanzaban las Finales de la NBA en el 2000 -cayendo ante Lakers- y las Finales de Conferencia en 2004 -eliminados por los Pistons-. Cansado de salir desde el banquillo, Harrington buscó suerte en Atlanta y Golden State donde, pese a obtener la titularidad y aumentar considerablemente sus prestaciones, nunca volvió a disfrutar de nuevo de la posibilidad del campeonato. En 2014 colgaría las botas tras una última temporada en los Wizards.

8.º LARRY HUGHES (PICK 8 – PHILADELPHIA 76ERS). Después de liderar a la humilde Universidad de St. Louis al torneo de la NCAA, Hughes dio comienzo a una sólida carrera en la NBA que se prolongó hasta 2012. Junto a compañeros de la talla de LeBron James, Dwight Howard, Allen Iverson, Antawn Jamison, David Lee o Gilbert Arenas, el escolta superó la barrera de los 10.000 puntos en la liga y fue elegido en el Mejor Quinteto Defensivo en una ocasión (2005). Actualmente está entregado por completo a una fundación -que él mismo creó- que ayuda a familias con necesidad de trasplante de órganos.

7º. JASON WILLIAMS (PICK 7 – SACRAMENTO KINGS). 20 años después, Chocolate Blanco no ha perdido ni un ápice de su poder de seducción con un balón en las manos y es habitual verle en torneos amateur en verano. Imaginación, espontaneidad y talento a raudales, para el que fue considerado la reencarnación de Pete Maravich. El ‘crossover’ sobre Gary Payton o el pase con el codo a LaFrentz en el Rookie Challenge del 2000 son algunas de las jugadores que han quedado grabadas en la retinas de los aficionados. Nunca llegó a explotar del todo y terminaría por ‘corregir’ su juego en sus posteriores etapas en Memphis y Miami. Sería en la propia Florida donde conquistaría el campeonato de 2006 junto a Dwyane Wade y Shaquille O’Neal.

6º. MIKE BIBBY (PICK 2 – VANCOUVER GRIZZLIES). El director de orquesta de aquellos maravillosos Kings –citamos: Vlade Divac, Chris Webber, Peja Stojakovic y Doug Christie, además de él- que enamoraron a la NBA a comienzos de siglo. En California le dieron las riendas del equipo en lugar de Jason Williams, el prestidigitador que había encandilado a la liga con su magia. Incluido en el Mejor Quinteto de Rookies, promedió 14.7 puntos y 5.5 asistencias en un total de 1.001 partidos disputados a lo largo de su carrera. Al igual que Jason Williams, Larry Hughes, Ricky Davis y Al Harrington, Bibby sigue ligado estrechamente al mundo de la canasta a través de la Big 3 League.

5º. RASHARD LEWIS (PICK 32 – SEATTLE SUPERSONICS (VÍA DETROIT). 31. 31 jugadores fueron elegidos antes de que David Stern pronunciara el que terminaría siendo, con el paso de los años, el gran ‘robo’ de aquel Draft. Cierto es que en esta decisión condicionó, y mucho, la omisión de la etapa universitaria, dando el salto de forma directa desde el high school. Tras una primera campaña testimonial (2.4 puntos en apenas 20 partidos), Lewis comenzaría una meteórica ascensión en la NBA que terminarían coronando sus dos apariciones (2005 con los Sonics y 2009, ya en Orlando) en un All-Star Game. Con los Magic protagonizaría, junto a Dwight Howard, varios infructuosos asaltos al anillo, el cual terminaría conquistando en 2013, ya en calidad de veterano y jugador de rol, junto a LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh, en Miami. A sus espaldas, más de 1000 partidos en regular season (842 como titular) y unos promedios de 14.9 puntos y 5.2 rebotes.

4º. ANTAWN JAMISON (PICK 4 – TORONTO RAPTORS (TRASPASADO A GOLDEN STATE). Jameson aterrizó en la NBA en 1998 después de liderar a la presitigiosa Universidad de Carolina del Norte a dos Final Four y recibir los premios Naismith College Player of the Year y John R. Wooden como mejor jugador universitario del año. Tras ser traspasado a Toronto a cambio de Vince Carter -curiosamente, compañero de equipo en la universidad y, posteriormente, cuñado- la misma noche del Draft, el ala-pívot firmó un decepcionante primer año en la liga, antes de explotar en el segundo y consolidarse como una estrella emergente de la liga en el tercero. Pese a sus buenas campañas en la Bahía no fue hasta su traspaso a Washington cuando obtuvo reconocimiento por parte de la liga con dos apariciones en el All-Star Game (2005 y 2008). Previamente, y en su única campaña en Dallas, fue elegido Mejor Sexto Hombre. Anotación, rebote, intensidad y portento físico de un jugador que colgaría las botas en 2014 con 1.083 partidos y 20.042 puntos a sus espaldas.

3º. VINCE CARTER. (PICK 5 – GOLDEN STATE WARRIORS (TRASPASADO A TORONTO). ‘Vinsanity’. Uno de los mejores ‘matadores’ de todos los tiempos, sino el mejor. ¿No me crees? Abre YouTube y echa un vistazo al Slam Dunk Contest del 2000. El mate, su seña de identidad, pero, ni mucho menos, lo único que ha sabido hacer durante su carrera. A sus 41 años, Carter sigue dando guerra y en su saco anotador particular aglutina un total de casi 24.000 puntos, además de ocho apariciones consecutivas en la cita de las estrellas de febrero y dos presencias en los Mejores Quintetos de la competición. Además, fue elegido Rookie del Año. En Toronto, donde no olvidan sus altos vuelos, sigue siendo una auténtica estrella.

2º. PAUL PIERCE (PICK 10 – BOSTON CELTICS). Hablar de Paul Pierce es hacerlo de uno de los jugadores más importantes en la historia de los Celtics y del principal buque insignia de la franquicia durante 15 años. El alero devolvió el campeonato a Boston junto a Kevin Garnett y Ray Allen tras más de 20 años de sequía y se convirtió en el gran ídolo del Garden, donde su dorsal ’34’ fue retirado en febrero de 2018. A nivel individual, inclusión en el Mejor Quinteto de Rookies, diez apariciones en el All-Star Game y 26.397 puntos anotados durante su extensa y prolífica carrera. En dos palabras, ‘The Truth’, uno de los mejores jugadores que ha pisado las canchas de la liga en el presente siglo.

1º. DIRK NOWITZKI (PICK 9 – MILWAUKEE BUCKS (TRASPASADO A DALLAS). Ardua y engorrosa decisión. Sabemos que no recibiremos el beneplácito de toda la comunidad –especialmente la Celtic-, pero hemos optado por elevar al alemán como el mejor jugador del Draft de 1998 por encima de Paul Pierce. Sexto máximo anotador de todos los tiempos –a menos de 300 puntos de Wilt Chamberlain y poco más de 1.000 de Michael Jordan-, trece veces All-Star, cuatro veces incluido en el Mejor Quinteto, único MVP (2007) europeo y segundo no estadounidense (tras Steve Nash) en la historia de la competición, campeón de la NBA en 2011 y MVP de aquellas Finales. Y, sobre todo, el alma, durante 20 años, de una de las franquicias más combativas del siglo XXI. Todo un futuro Hall Of Fame que, curiosamente, no fue incluido en ninguno de los dos mejores quintetos de debutantes al final de aquella campaña. En Milwaukee seguramente tampoco olvidarán aquel 24 de junio en el que enviaron al alemán a Dallas a cambio de Robert Traylor (4.8 puntos y 3.7 rebotes en sus siete años en la liga), elegido esa misma noche en sexta posición.

SI.COM