fbpx
Connect with us

Suscríbete a la newsletter

Perfiles NBA

De vendedor ambulante a MVP

Triunfar en la mejor liga del mundo no es nada fácil, pero más difícil es llegar a ella vendiendo relojes o juguetes a diario para no morir de hambre

Triunfar en la mejor liga del mundo no es nada fácil, pero más difícil es llegar a ella vendiendo relojes o juguetes a diario para no morir de hambre

25 de junio de 2019. Adam Silver sube al escenario del Barker Hanger. Saluda a Shaq y se pone delante del micro. Presenta a los candidatos y se proyecta un video. Al finalizar, abre un sobre y lee: “The 2019 KIA Most Valuable Player goes to Giannis Antetokounmpo”. Reto superado. Giannis se convierte en el mejor jugador de la liga, se consolida como una estrella y supera el reto de Kobe Bryant.

Dos años atrás, la leyenda oro y púrpura le lanzaba un desafío por Twitter. “Te reto a que seas MVP”, publicaba Bryant. El griego aceptó pero, a pesar de la envergadura del reto, este no ha sido ni de lejos el mayor desafío al que se ha enfrentado.

Un pasado de supervivencia

La historia de Giannis es de película. De lucha. De superación. Sus padres llegaron a Grecia como inmigrantes en situación administrativa irregular en 1991. Abandonaron Nigeria en busca de un lugar mejor para sus hijos. Eran una familia muy humilde, sin recursos. Se dedicaban al comercio ambulante en los suburbios de Atenas, luchando para abrirse hueco entre los vendedores y a recoger naranjas, en los verdes campos de las afueras de la capital, para sobrevivir.

Su madre cayó enferma y su padre no daba abasto, así que, junto a sus hermanos, Giannis tuvo que recurrir a la calle para poder comer. Vendían cualquier cosa, un reloj, un juguete… lo que podían. Hacían todo lo que estaba en su mano para conseguir llevar dinero a casa. “Ganábamos 10 dólares y era bueno porque ese día no nos moríamos de hambre y podíamos volver a casa”, contaba Thanasis en una entrevista a Yahoo. La estrella de los Bucks tuvo que trabajar hasta los 17. Estuvo diez años recorriendo las calles en busca de dinero para sobrevivir. De la escuela al trabajo y del trabajo a la escuela. Una experiencia que lo marcó de por vida.

En uno de esos largos e interminables días recorriendo las cunetas, Thanasis miró a su hermano y le dijo: “Hagamos algo de nuestras vidas, así nunca tendremos que repetir esto de nuevo”. A pesar de estas palabras, el griego no cambiaría su pasado. “Tuve que hacer cosas, mis hermanos tuvieron que hacer cosas, para llevar comida a casa. Pero fue bonito. Eso nos ha hecho ser más trabajadores, trabajar más duro y si pudiera volver atrás no cambiaría eso de mi vida, porque ese momento de mi vida me hizo ser quien soy hoy en día.”

Su pasado le ha servido para convertirse en quien es hoy. Una persona guerrea, luchadora y ambiciosa. Pero la suerte también estuvo de su lado. Un día, jugando con su hermano en una cancha desgastada, con el tablero maltrecho y el aro desviado, conoció a alguien que cambiaría su destino.

Spiros Velliniatis, su ángel de la guarda

Como se suele decir, los grandes nacen de lugares pequeños y este fue el caso de Giannis. A pesar de que su padre fue futbolista y su madre saltadora de altura, se decantó por deporte de la canasta. Su relación con el baloncesto empezó en una cancha de cemento y rejas desvencijadas, compartiendo sus zapatillas con su hermano Thanasis.

Fue el hermano mayor quien llamó la atención de Spiros Velliniatis, un cazatalentos que recorría lo suburbios de Atenas en busca de nuevos talentos entre los inmigrantes que llegaban a la capital. Poco tardó en conocer a Giannis. Spiros los siguió de cerca y, consciente de su situación económica, les prometió que el baloncesto les podría sacar de la miseria. Vio algo especial en ellos.

No fue nada fácil convencer a los padres del jugador de los Bucks pero, finalmente, Spiros lo consiguió. Thanasis y Giannis se unieron al Filathilitikos, club de la segunda división griega. 

Dejaron el baloncesto en repetidas ocasiones porque no llevaban el suficiente dinero a casa para comer. En ese momento, Spiros acordó pagarles 500 euros a cada uno, incluso cuando aun tenían un bajo nivel. Se volcó con ellos. “Spiros es un gran hombre, como un segundo padre para mí. Creo que sin él, yo no estaría aquí”, decía Giannis.

Entrenaba con cinco equipos diferentes. Consiguió adaptar sus prestaciones a cada uno de esos equipos, mejorando de una manera formidable su lectura de juego. Su tremenda mejoría táctica, juntamente con su envergadura y estatura, empezó a llamar la atención. En una entrevista que le hicieron después de un partido, Giannis mostraba al planeta básquet su ambición: “Mi objetivo es ser jugador de la NBA”.

Se grababan cintas sobre sus exhibiciones en Grecia, hasta el día en que, uno de sus videos llegó, a Zaragoza. Impactados del calibre del griego, el CAI Zaragoza decidió firmarle un contrato por cuatro temporadas pero el destino se adelantó, privándonos de ver como un perfil tan singular se podría haber desarrollado en el ecosistema ACB.

Sus actuaciones en Grecia se hacían cada vez se hacían más populares. Sus vídeos más conocidos y, uno en el que enseñaba el tamaño de su mano se hizo viral. El fenómeno Giannis había explotado. En poco tiempo, fue considerado en firme como la futura estrella europea. La NBA no tardó más que unas semanas en poner oficialmente al jugador en el escaparate mundial, mientras la historia de The Greek Freak acababa de cerrar su primer capítulo. Uno duro, complicado e imprescindible.

Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers

Siguiente artículo:

Canadian Jesus

Si te ha gustado, no te pierdas...:

El mago frustrado

Comentar

Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SKYHOOK #21

Abril 2020 | 100 páginas

 

Regresamos a la época del reloj de los 30 segundos, del PC Basket y del tiro a media distancia. Vente con nosotros a la ACB y los maravillosos noventa.

Ya a la venta

Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers

Copyright © 2019 Skyhook Magazine | Revista de baloncesto en español

Síguenos
Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers