La figura del 3D en la NBA