Imagen
Una vez retirado ya de forma definitiva del baloncesto profesional sirva este artículo para rendir homenaje a un clásico de la Euroliga de la última década, uno de los tiradores más mortíferos que ha dado la competición y una celebridad tanto en su club de adopción como en Israel. Para los amantes de las estadísticas curiosas queda el dato que es el único jugador que ha ganado una Euroliga con dos nombres diferentes.

Proveniente da una família judía de la upper class californiana (un ancestro suyo es el financiero Isaias Wolf Hellman cofundador de la USC) Blutenthal ingresó en la misma universidad después de liderar en su etapa de instituto al Westchester High angelino a la Division One.

Su máximo éxito con los Trojans bajo las órdenes de Henry Bibby fue la clasificación para la Elite Eight de la NCAA que coincidió en su etapa junior. Tanto en las etapas sophmore como senior fue nombrado All-Pac-10. Entre sus compañeros que coincidieron juntos destacan ilustres jugadores como Sam Clancy, Jeff Trepagnier o Brian Scalabrine.

Finiquitada su etapa college recibe el primer gran revés de su carrera al no ser drafteado por ninguna franquicia NBA. El mismo verano ficha por Maccabi Tel Aviv en la primera de las cuatro etapas diferentes en las que jugará en dicho club y obtiene la ciudadania israelí.

En 2004 hace una temporada regulera en lo personal pero gana su primera Euroliga y se hace un nombre en la escena europea al bombardear sin compasión a una Skipper que fue masacrada por los amarillos en un final que no tuvo historia por parte de uno de los mejores conjuntos desde la refundación del máximo campeonato continental.

La exhibición de Blutenthal llama la atención de muchos conjuntos europeos pero también de algunos ojeadores de franquicias NBA. En especial la de los San Antonio Spurs y Sacramento Kings que finalmente le firman un contrato anual al poderlo probar en las Summer League. Llega a jugar siete partidos de pretemporada pero antes del comienzo de la campaña regular es cortado.

El infructuoso periplo europeo

Inmediatamente después recibe una oferta del Dinamo de San Petersburgo a petición del nuevo entrenador David Blatt que acababa de coronarse como asistente de Pini Gershon en el club macabeo. Blutenthal no llega a adaptarse ni al equipo ni al país y dura solamente dos meses.

En enero aterriza en Italia firmando por la Benetton de Messina en lo que serán tres años en tres diferentes escuadras de la Lega ganando la coppa. El año siguiente jugará con la Virtus y el otro con Fortitudo Bologna ya consolidado como un destacado anotador dentro del espectro europeo. Debido a una serie de problemas disciplinarios es cortado y vuelve a Tel Aviv.

Pierde la final contra el CSKA en una campaña algo irregular y en un movimiento sorprendente firma por el Le Mans francés en el que recobra el protagonismo con una grata primera fase brillando contra los cocos de su grupo Olympiakos y Maccabi aunque la aventura europea de los manceaux no pasa de ahí. Gana la copa nacional pero la experiencia dura un año. Israel le espera otra vez con los brazos abiertos.

Un leve apunte en su trayectoria de selecciones. En su periplo internacional el jugador solamente juega el Eurobasket 2011 de Lituania. Rechaza jugar más prefiriendo pasar las vacaciones estivales desconectando en su Marina del Rey natal.

Tras tres campañas sin éxito europeo pero bien nutrido de trofeos domésticos en la línea de lo habitual en 2012 David Blu decide tomarse un año sabático de vuelta a los Estados Unidos con treinta y dos años para volver a las clases y finalizar sus estudios de Sociologia.

Un par de anécdotas del personaje: Blutenthal es un donante de semen más o menos activo y ante la crisis de falta de donaciones de esperma en Israel de hace unos meses (quince bancos estuvieron al borde de la quiebra) Blu mostró públicamente en una entrevista la intención de poner de su parte.

Una manía particular suya antes de los partidos aparte de hacer ejercicios especiales de respiración y visualización es la de mirar vídeos del Youtube de grandes jugadores del pasado para servirse de inspiración. En especial documentos visuales donde se muestren los fundamentos defensivos de Scottie Pippen, grandes momentos de Larry Bird y recopilatorios de las carreras de Dennis Rodman y Ray Allen.

Un año después Blu vuelve a Maccabi en la que será su cuarta etapa en el club judío. Tras una campaña en lo individual de lo más sólida siendo uno de los mejores jugadores de su equipo y apareciendo en los momentos importantes Blutenthal se retira a lo grande ganado su segunda Euroliga (exactamente una década justo después de ganar la primera) y el triplete sumando la liga y copa hebrea.