10) Frank KAMINSKY (Charlotte Hornets – 7.5 pts, 4.1 reb, 1.2 ast, 0.5 tap) 

‘Frank The Tank’ llegaba a la NBA con la vitola de haber sido el major jugador universitario la campaña anterior, capitaneando a una gran Wisconsin que llegó hasta la final de la NCAA para acabar perdiendo ante la Duke de Okafor y Winslow. Charlotte apostó por él (elección expresa de Jordan) siendo conscientes de que sería capaz de trasladar a la liga lo que demostró en Wisconsin.

Su recurso ofensivo preferido es el triple (utilizando el pick & pop o viniendo de tráiler) y jugar por fuera. A pesar de ello, su juego en la zona es más que decente. Para sus 2’16 de estatura, es un jugador que penetra muy bien y toma buenas decisiones rápidamente. Steve Clifford, su entrenador, le ha dado minutos para crecer y evolucionar dentro de lo que es una rotación interior limitada como la de los Hornets.

El siguiente vídeo corresponde a su máxima anotación esta temporada, 23 puntos contra los Celtics:

 

9) Stanley JOHNSON (Detroit Pistons – 8.1 pts, 4.2 reb, 1.6 ast, 0.8 rob)

La carrera baloncestística de Johnson hasta llegar a la NBA ha sido para enmarcar: 4 campeonatos estatales de California con su High School, Mater Dei (único jugador en la historia en conseguirlo) y un oro mundial sub-17 en 2012 con USA Basketball, culminando con un gran temporada freshman en Arizona, donde ganaron su conferencia (PAC-12) y llegaron al Elite Eight en el torneo de la NCAA.

Stanley encaja perfectamente en el rol de alero trabajador en defensa y solvente en ataque que tanto le gusta a su entrenador, Stan Van Gundy. Su transición al profesionalismo está dando buenos frutos en gran medida gracias a su ética de trabajo. Cuando cuenta con minutos, sus números suben exponencialmente.

Quizás la mayor traba que puede encontrarse es la competencia por el puesto de 3, con jugadores como Tobias Harris o Marcus Morris absorbiendo su carga de minutos. Sin embargo, Johnson tiene todo lo necesario para tener una carrera duradera en la liga. Si su labor defensiva continúa siendo tan buena, puede convertirse en uno de los especialistas de la liga en esta faceta.

 

8) Nikola JOKIC (Denver Nuggets|10 pts, 7 reb, 2.4 ast, 1 rob)

El segundo europeo de esta lista es el único drafteado en 2ª ronda (41ª posición) y el único que no forma parte del Draft de 2015, ya que fue drafteado un año antes. Decidió quedarse una temporada más en el Mega Vizura serbio, completando una gran temporada y llevándose el MVP de la Liga Adriática.

Jokic es un pívot de corte balcánico, tosco pero con fundamentos muy trabajados. No le tiembla la mano para tirar desde fuera, pero indudablemente sus fuertes están en la generación de espacio tras pick & roll y en un buen juego de pies que le aporta multitud de recursos en la pintura. Ha cuajado partidos excelentes (22 puntos, 7 rebotes contra Spurs, 27/14 contra Toronto) y en el mes de abril promedió un doble-doble (11.6 puntos, 10.8 rebotes)

 

7) Myles TURNER (Indiana Pacers – 10.3 pts, 5.5 reb, 0.7 ast, 1.4 tap)

Cuando Indiana utilizó su elección de 1ª ronda (11ª posición) en Turner, estaba claro lo que buscaban: Un interior grande y completo. En defensa es sinónimo de espectáculo, poniendo tapones con relativa facilidad, mientras que en ataque se desenvuelve muy bien en el poste, con movimientos de calidad o buenos tiros.

Turner es un jugador que ha demostrado ser muy productivo, a pesar de una lesión en el dedo que le tuvo apartado 1 mes entero, volvió en enero y demostró ser capital para el equipo entrenado por Frank Vogel. Su evolución en las próximas 2/3 temporadas será interesante. Myles Turner es uno de los jugadores más intrigantes de esta clase de 2015.

 

6) D’Angelo RUSSELL (LA Lakers – 13.2 pts, 3.4 reb, 3.3 ast, 1.2 rob)

Su tramo final de temporada se ha visto ensombrecido por la polémica grabación que le hizo a su compañero Nick Young, lo cual le hizo perder la confianza de todo el equipo, staff técnico incluido. A pesar de ello, su rendimiento dentro de la pista y su evolución han sido una de las pocas notas positivas de los Lakers esta temporada.

D’Angelo, junto a otros jóvenes como Randle o Clarkson, vio como la actuación de su equipo se veía eclipsada por Kobe Bryant y su última temporada como profesional. Aún así, el hueco salarial que deja Bryant servirá para traer nuevos jugadores a LA que aporten a la rotación y permitan que el escolta asuma el rol de líder que le ha sido encomendado. Al analizar a Russell vemos en él un combo-guard con una mano izquierda muy hábil, buen bote y con capacidad de hacer buenos tiros, mejorando con creces lo mostrado en su periplo universitario, el cual duró una temporada, en Ohio State.

En el segundo partido que los Lakers jugaron contra Brooklyn esta temporada, Russell demostró su buen hacer y su potencial. 39 puntos, con un excelente 14 de 21 en tiros de campo (8 de 12 en triples), junto con 6 rebotes y 3 asistencias para que el equipo angelino se llevase la victoria 107-101: