Ya sabemos quienes serán los participantes del clásico partido de novatos contra jugadores de segundo año, para este All Star 2015 en New York.

Sin embargo, como ya sucediera el año pasado, volverá a ser un partido con olor a simulacro, dado que desde la dirección de la NBA están probando diferentes modelos de partido para intentar encontrar nuevos alicientes para su seguimiento. Si el año pasado se hizo un concurso de selección, alternando elecciones entre Shaquille O’Neal y Charles Barkley, este año han decidido hacer un espectáculo muy americano: Equipo USA vs Equipo Resto del Mundo.

Ya conocemos a los participantes, por lo que pasamos a dar unas pinceladas de lo que ha sido esta temporada para estos jóvenes, y también mencionar las ausencias más destacadas.Logo All Star NYC 2015

Equipo USA

Jugadores de segundo año.

Trey Burke. Una de las grandes sorpresas del encuentro. Su temporada ha sido particularmente floja. No logra encontrar una regularidad y alterna partidos realmente prometedores con rachas horribles con gran volumen de lanzamientos y poco acierto. Su defensa no es su punto fuerte, en gran parte por su físico, y además no es del perfil de base clásico que compensa una mala noche en el tiro con juego colectivo. Últimamente sale del banco y realmente podría ser un acierto empezar a pensar en él como un jugador microondas desde la segunda unidad.

Victor Oladipo. Tras perderse muchos partidos por una lesión facial, el jugador está encontrando una regularidad. Se aprecia una mejora en su lanzamiento, lo cual unido a su defensa y su perfil polifacético nos deja un jugador a seguir a lo largo de su carrera. Es un enorme atleta y también competirá en el concurso de mates.

Shabazz Muhammad. Alejado de las canchas por una lesión abdominal actualmente, Muhammad ha mostrado un nivel increíble respecto a su primer año. La falta de oportunidades del año pasado, sumado a su entrenamiento especial de verano (donde perdió peso y ganó explosividad) y una mejora en su lanzamiento, le han hecho un jugador con hambre. Es un alero al que le gusta jugar al poste, rebotear en campo ofensivo, tener contacto con el rival. Está demostrando por qué pasó años considerado el mejor proyecto de su generación.

Cody Zeller. Un jugador algo infravalorado por su aspecto, pero nada más lejos de la realidad. Sus atributos físicos no aparentan, para nada, que estemos ante un gran atleta. Sin ser un jugador que destaque mucho en algo, más allá de la movilidad para su altura, Zeller ha encontrado su sitio en Charlotte y se muestra muy correcto en todas las facetas. Si coge tamaño, puede ser un jugador a seguir.

Mason Plumlee. Tras pasar semanas como sustituto de Brook López, Mason ha empezado a jugar como titular, y con buenas sensaciones. Su equipo ahora mismo no tiene muy buena pinta, pero él está siendo de lo mejor de la plantilla. Todavía joven y con un perfil de pívot como los que se llevan hoy en día: gran atleta, finaliza hacia abajo, intimidador. También participará en el concurso de mates.

Michael Carter-Williams. El novato del año de la pasada temporada ha empezado su segundo año lesionado, pero volvió con ganas de mantener su estatus. Su tiro no muestra mejoría por el momento y tiene noches donde sólo el hecho de ser polifacético le salva del banquillo, porque puede asumir más lanzamientos de los convenientes. Aun así, el equipo está creciendo y él es capaz de aportar de muchas maneras, siendo un candidato constante al triple doble. No es un gran director, pero sí es capaz de atacar el aro y encontrar al hombre libre, algo que le ha dado algún partido a los Sixers en instantes finales. Es muy poco cuidadoso con el balón y no parece un jugador mejorado respecto a su año de novato, pero sigue estando entre los mejores de su promoción.

Kentavious Caldwell-Pope. Un jugador que brilló en la liga de verano mostrando su otra cara, la anotadora. Sin embargo, aún no le ha pillado el truco a la NBA. Es un escolta que ha aportado defensivamente desde el primer día y puede llegar a ser un gran jugador de perfil “3&D”, es decir, tirador de corte defensivo. Stan van Gundy está muy cerca de este jugador, indicándole todo lo que espera de él en la pista. Si mejora su tiro de tres puntos (34% con 5.3 intentos por noche), se puede convertir en algo muy valioso.

Equipación equipo USA

Equipación USA

Jugadores de primer año.

Elfrid Payton. Un enorme jugador en potencia. Es muy buen defensor y aporta en todo. Entiende el juego, no comete muchos errores y sólo su tiro le puede frenar su proyección. Un base a tener muy en cuenta y con un merecido sitio en este encuentro.

Zach Lavine. Probablemente el mejor atleta del draft, y el favorito para ganar el concurso de mates. Lavine se ha encontrado ante una oportunidad inesperada. Llegó a la NBA como el #13 del draft, siendo posiblemente uno de los jugadores menos hechos pero con mayor potencial de su generación. Con solo 19 años, se ha encontrado con una lesión de Ricky Rubio (que lleva media temporada fuera) que le deja como el segundo base, o incluso como el único base del equipo, dado que Mo Williams también ha sufrido lesiones. Para un jugador extremadamente por hacer, tener que asumir ese rol, en un equipo lleno de jóvenes, es muy duro en su primer año. Si ahora indicamos que ni siquiera es base, sino que es un escolta forzado a dirigir un equipo, igual se entiende que es posiblemente el jugador más puesto a prueba en su primer año. Con exhibiciones como los 28 puntos ante Lakers que dieron la victoria a su equipo, Lavine está dando señales de gran potencial, pese a mostrarse claramente incómodo ejerciendo de director de juego. Sigan a este chico, que no era un fijo para este partido, pero se ha vuelto a colar entre los grandes.

Nerlens Noel. Tras su año en blanco, Noel está esperando a ver si su compañero Embiid se estrena en la NBA para formar una pareja defensiva de élite. Noel es espectacular, muy esforzado en defensa y con un impacto inmediato. Sus números defensivos son impropios de un novato y sin duda merece estar en este partido. Su principal problema está en no llevarse bien con el aro, siendo muy ineficiente y con unos tiros libres pésimos. Si esto llega a mejorar, que suele ser bastante difícil para hombres grandes, Noel va a darle muchas alegrías a los Sixers. Ya las va a dar, en el campo defensivo.

 

Equipo Resto del Mundo.

Jugadores de segundo año.

Dennis Schröder. Es difícil valorar el impacto de este jugador en un equipo que parece tocado por una varita. No se puede decir nada malo de nadie que juegue en Atlanta a día de hoy. Cumple su papel de dar rotación a Teague y de cara a este partido no tiene mucha competencia. No hay jugadores exteriores de gran nivel que no sean estadounidenses.

Giannis Antetokounmpo. Otro gran proyecto de jugador. Es un espectáculo ver la movilidad que tiene este joven, que está cerca de los 2’13m y además es excepcionalmente largo. Tiene 20 años y ya ha dado un salto cualitativo respecto al año pasado. Le encanta acabar en mate, es casi imparable jugando de fuera hacia dentro o en contraataque y ayuda bastante al rebote, siendo un jugador exterior. Tiene buen bote y visión de juego; le falta mejorar su tiro. Defensivamente tiene un potencial tremendo, con unos brazos eternos y una agilidad de videojuego para un físico como el suyo.

Kelly Olynyk. Su asistencia al partido está en duda por un problema de tobillo. Olynyk es un hombre grande que sale desde el banquillo de Boston y aporta de varias maneras. No es un gran reboteador, pero sí decente. Buen pasador, buena técnica en general… Pero defensivamente tiene mucho por hacer. Es limitado físicamente y su permanencia en pista muchas veces va subordinada a las faltas que comete. El origen es una falta de explosividad y unos brazos cortos. Como primer relevo interior está bastante bien y es comprensible su presencia en este encuentro.

Gorgui Dieng. Otro jugador que se ha visto obligado a dar un paso adelante en Minnesota debido a las lesiones. Se ha encontrado solo en la zona, sin relevo ni más ayuda que la de un Thaddeus Young que suficiente tiene con lo suyo. Buen intimidador al que le falta fuerza para resistir al poste. Ha introducido movimientos ofensivos muy interesantes, como el tiro a tabla o el “fade away” que tanto ha empleado Nowitzki en su carrera. Muy buen lanzador de media distancia y con movimientos de pies que invitan al optimismo. Un pasador buenísimo e inteligente. Dieng tiene 25 años y es uno de los mejores jugadores del pasado draft, aunque cayera hasta el #21, en buena medida por su edad.

Rudy Gobert. El francés está muy de moda últimamente. Es larguísimo y tiene un impacto en el juego que muy pocos interiores tienen. Juega por encima del aro, tapona y cambia muchísimos tiros, rebotea, la hunde con facilidad… En Utah están ilusionados con este jugador. Un robo para una elección #27.

Steven Adams. Trabajo sucio, donde ya es élite. Un jugador especialmente duro, muy grande y altamente molesto en la zona. Su juego ofensivo depende totalmente de balones doblados y algún rebote ofensivo. Tampoco tiene buena mano desde el tiro libre, pero defensivamente se va a pegar con cualquiera. Y únicamente tiene 21 años. Grandísima aportación para cualquier equipo.

Equipación del equipo

Equipación “Resto del Mundo”

Jugadores de primer año.

Bojan Bogdanovic. Un jugador muy irregular en una plantilla que, como ya hemos dicho, no tiene demasiadas buenas noticias esta temporada. Su presencia en este partido se debe a la falta de competencia en el puesto. A sus 25 años, Bojan no se ha mostrado especialmente eficiente en el tiro, que es la mayor parte de su juego. Como hombre de rotación es útil, pero en un partido de posibles futuras estrellas, el Bosnio se ha colado en la fiesta.

Dante Exum. Un caso similar al de Zach Lavine. Un jugador sin hacer, sin experiencia profesional y poca competición a sus espaldas. Ha mejorado el tiro, respecto a lo que se esperaba de él, y puede desbordar, aunque no se está mostrando muy incisivo. Todo el potencial del mundo, para un jugador alto, capaz defensivamente, agil, con buen bote… Simplemente está perdido en el ataque, le viene fenomenal compartir pista con Joe Ingles, el cual entiende muy bien el juego y le ayuda a distribuir.

Nikola Mirotic. Un novato con trampa, dada su experiencia en Europa. Pese a su reciente bajón, ha mostrado un nivel altísimo anotando desde el exterior y aportando en el rebote. Defensivamente sufre mucho con los físicos NBA, pero para un recién llegado está ganándose el respeto de los fans de Chicago. Como hombre de rotación es muy válido desde ya. Merecida su invitación.

Andrew Wiggins. El número 1 del draft empezó muy tímido, pero le ha tocado asumir responsabilidades con las lesiones de Rubio, Kevin Martin y Pekovic, además del traspaso de Brewer. Cada mes ha dado un salto de calidad hasta el punto de que en los últimos 25 partidos promedia 18 puntos y 5 rebotes, con unos porcentajes muy buenos para un novato. Da muestras de calidad todas las noches y genera mucho en el poste, además de tener un tiro realmente único para un novato de corte atlético. Un jugador que llegaba a la NBA con un cartel importante, pero sobre todo como una futura estrella de la cual no cabía esperar un impacto inmediato. La verdad es que el más que probable novato del año ha tenido ya un impacto en la NBA e invita a ser optimista con su futuro.

 

 

Ausencias destacadas.

Jabari Parker. Su primer año se truncó en diciembre, con una lesión de ligamentos que le impide competir hasta la próxima temporada. Era un claro candidato al novato del año y no hubiera faltado a la cita.

K.J. McDaniels. Atleta espectacular con mucho esfuerzo defensivo y que está intentando aportar desde el exterior. Sus mates están haciendo mucho ruido, así como sus tapones. Un jugador espectacular que se ha quedado fuera, pero podía haber entrado perfectamente.

Robert Covington. Alero tirador de Sixers que con 24 años juega su segunda temporada (sobre el papel, puesto que el año pasado jugó 34 minutos para Houston). Importantísima labor en el equipo, abre espacios con su tiro (casi 40% en triples, con 5.6 intentos por noche), con mucho tamaño. Una de las ausencias más destacables.

Tim Hardaway Jr. El escolta de New York Knicks es muy ineficiente y no se puede decir que haya mejorado respecto a su año de novato, pero el año pasado fue un espectáculo verlo en este mismo encuentro y, el hecho de que el All Star se juegue en New York, podía sugerir que sería invitado. No ha sido el caso, y por otro lado es algo justo.

Ben McLemore. Muy buen año del escolta de Sacramento. Casi imperdonable su ausencia. Muchísimo más eficiente que en su primer año y con un gran futuro por delante.

Alex Len. Buena temporada del ucraniano, que es posiblemente el jugador que reemplace a Olynyk si finalmente no asiste al partido. Len es un pívot enorme que tuvo un primer año lleno de lesiones y que está cumpliendo muy bien en Phoenix, tanto que Plumlee ha sido relegado al banquillo.

Jusuf Nurkic. Enorme pívot de Nuggets, que ha recibido la titularidad tras el traspaso de Mozgov a Cleveland. Derrocha potencial, tiene buena mano, es muy productivo cuando está en pista, buen defensor… Pero tiene un grave problema con las faltas. Cada 5 minutos comete una falta, aproximadamente, con lo cual jugar más de 20 minutos en una noche es todo un reto para él. Proyecto de jugador muy dominante, en cualquier caso. Posible sustituto de Olynyk, si no lo es Len.

Marcus Smart. Un base muy físico, con un potencial defensivo casi sin precedentes. Sufrió una lesión de tobillo a mitad de temporada. No se le ha visto especialmente acertado, pese a ser un jugador más hecho que llegaba a la NBA como uno de los más preparados para tener un impacto desde el primer día. Sin embargo, ni aun con el traspaso de Rondo se ha hecho Smart con un puesto en este partido, ni es competición directa de los que aspiran al novato del año.

 

Hay que decir que ha sido un año especialmente sacudido por las lesiones. Julius Randle, Joel Embiid, Jabari Parker, Aaron Gordon, Noah Voleh, Doug McDermott, Marcus Smart… Todos ellos han tenido que lidiar con ellas, muchas de las cuales han sido de larga recuperación. No veremos jugar esta temporada a varios de esos nombres, nombres que estuvieron entre los 11 primeros puestos del draft.