A punto de lanzarse el balón a lo alto en el Eurobasket que se disputará durante las dos siguientes semanas en Francia, Alemania, Croacia y Letonia, se habla mucho de las ausencias de ciertos nombres ilustres, ya sea bien por lesión o porque prefieren tomarse un descanso para afrontar con mayor frescura la próxima temporada. Pero en Superbasket somos optimistas y preferimos centrarnos en los que sí están, que son muchos y muy buenos. Y por ello hemos elaborado nuestra particular lista con diez nombres que por un motivo u otro no debes perder de vista desde que se inicie la competición. ¡Disfruten!

Tony-Parker-de-retour-en-France

  1. Tony Parker (FRANCIA)

Comenzamos con el líder natural de la selección gala y uno de los mejores jugadores europeos de todos los tiempos, el ya veterano base afronta el europeo con la inquietante mezcla de satisfacción y presión que supone el llegar a una cita de estas características sabiéndose favorito para levantar el trofeo. Habiendo tenido tiempo de descanso tras la pronta eliminación en los playoff de la NBA a manos de los Clippers, Parker llegará fresco a un torneo donde guiará a les bleus con su habilidosa dirección de juego, tiros veloces y penetraciones imposibles, siendo sin duda uno de los jugadores más difíciles de defender de todo el campeonato y con el que más de uno tendrá pesadillas. Como decimos, encabezará una selección que, a pesar de la ilustre baja de Noah, presenta un equipo pleno de garantías para revalidar el título obtenido hace dos años, y con el que todo el mundo tratará de cruzarse lo más tarde posible.

  1. Pau Gasol (ESPAÑA)

Una de esas personas con las que casi cualquier español querría compartir unas cañas, uno de los mejores deportistas de este país y sin duda el mejor jugador de baloncesto que ha habido dentro de nuestras fronteras. A pesar de la exigencia de ser un jugador importante año tras año en la mejor liga del mundo, que le ha apartado algún verano del conjunto nacional, Pau Gasol vuelve a presentarse este septiembre como el claro líder y faro de la selección española, donde un gran porcentaje de las opciones de éxito pasan por sus manos. Siempre dentro de los máximos anotadores y mejores jugadores de las competiciones por selecciones, el center de los Bulls se encuentra dentro de uno de sus últimos servicios con el equipo español, con la firme intención de lograr como mínimo la clasificación (directa a ser posible) para los Juegos Olímpicos de Río, donde colgar el ‘4’ que tantos veranos ha llevado ya a su espalda. Referencia clara en el ataque español, su participación, acierto y mayor implicación si cabe en defensa (ante la ausencia de su hermano Marc) será clave desde el comienzo de la cita continental, donde el complicado grupo en el que se encuentra España hace que no se pueda ni pestañear para no acabar sudando más de la cuenta para llegar a los cruces.

  1. Dirk Nowitzki (ALEMANIA)

¿Hay algo que quede por decir de Dirk Nowitzki a estas alturas? Probablemente el mejor jugador europeo de la historia (con permiso de don Arvydas Sabonis), el séptimo máximo anotador de toda la historia de la NBA (actualmente, aún podría subir algún peldaño más antes de retirarse), 13 participaciones en el All Star de la NBA, ha sido MVP de la liga regular y de las finales NBA en las que guió a su equipo al anillo… No tiene mal currículum el chaval. Tras unos años de ausencia en el combinado germano, este verano volverá a atarse las zapatillas en el vestuario alemán con el propósito de guiar a sus compatriotas hasta, al menos, el preolímpico, aunque lo cierto es que las opciones alemanas de hacer algo importante no son muy elevadas. No obstante, cuando cuentas con un jugador como Dirk Nowitzki en tu rotación, cualquier cosa puede pasar. Estando mínimamente inspirado se transforma en un arma imparable y gracias a él los teutones pueden dejar alguna sorpresa en forma de eliminación ilustre por el camino.

  1. Sasha Djordjevic (SERBIA)

¿Cómo? ¿Pero no se había retirado ya? ¡Voy volando a ficharle en el Supermánager! Tranquilidad, querido lector, reserva tus millones del Supermánager para otros jugadores con proyección como Víctor Claver. Efectivamente Sasha Djordjevic, todo un histórico del basket europeo, ya no se encuentra en activo como jugador, pero se ha colado en nuestra lista porque, seguramente, es el rostro que mejor refleja actualmente a la selección balcánica. La mano y duro carácter de Djordjevic ha sabido lavar la cara y redirigir desde el banquillo a un combinado serbio que derrocha talento por los cuatro costados pero que en los últimos tiempos deambulaba sin consistencia ni un claro rumbo fijo por las citas internacionales. Tachando de su diccionario las palabras fragilidad, desidia y pusilanimidad, y subrayando en fosforito las de intensidad, agresividad y coraje, la calva más ilustre (y lustrosa) de las pistas en los 90 ha conjuntado brillantemente a una selección que destelló con luz propia en el pasado mundial, hincando la rodilla únicamente en la final ante la constelación estadounidense, y sin duda se encuentran entre el elenco de favoritos para alzarse con el entorchado continental o, al menos, para obtener billete directo para la cita olímpica del próximo verano, a pesar de la baja final del recién llegado a la NBA Bojan Marjanovic, que hubiera subido muchos enteros el dominio de ambas zonas de los serbios. La gran labor en los dos años que lleva como seleccionador serbio le ha valido a Sasha para ser contratado como entrenador desde esta temporada de todo un histórico del baloncesto europeo como Panathinaikos.

  1. Jonas Valanciunas (LITUANIA)

Jonas Valanciunas se muestra como una de las piezas claves en una Lituania (actual subcampeona continental), que ha juntado un buen bloque de jugadores con gran talento en una buena mezcla de experiencia y juventud, que seguro que también se encuentra entre los aspirantes a llegar muy lejos en el Europeo. Valanciunas ha ido ganando peso en su selección año tras año para ser el jugador más valioso de los suyos el pasado mundial, en el que alcanzaron las semifinales. Sus larguísimos brazos le hacen temible para los atacantes rivales bajo los aros, mientras que su cada vez mayor aportación ofensiva le hacen aportar sistemáticamente dobles figuras a la estadística de su equipo. Aún joven (23 años), año tras año va adquiriendo experiencia en unos Toronto Raptors en los que disfruta de minutos, experiencia que sin duda se refleja con su rendimiento en una selección lituana en la que cada vez va ganando más galones, y en la que seguro tendrá un grandísimo protagonismo durante, al menos, la próxima década.

hezonja-orlando

  1. Mario Hezonja (CROACIA)

Hambre. Posiblemente si hubiera que resumir a Mario Hezonja con una palabra sería esa. Porque a ganas de comerse el mundo no le gana nadie. Si a eso le sumamos un talento desmesurado y una potencia atlética prodigiosa, no cabe duda de que estamos ante un jugador único, y que puede ser uno de los mejores en la mejor liga del mundo en cuanto sume experiencia y orden en su cabeza. Y si hambre es la palabra que mejor le define, hambre, pero de minutos, es también con lo que se quedó este año en el banquillo del Barcelona de Pascual; hambre que tratará de saciar en este Eurobasket en una selección croata más preocupada por atacar el aro rival que por defender el propio (Tomic, Bogdanovic, Saric, Simon), y en la que Super Mario seguro que contará con minutos y oportunidades para sumar puntos y, en cuanto tenga la mínima oportunidad, buenas dosis de espectáculo. Llamado a ser el jugador estrella de los croatas de los próximos años, este verano tratará de ayudar a su selección a avanzar en un Eurobasket en la que confiarán en tener algo de fortuna en los cruces para avanzar lo más lejos posible.

www.thewangconnection.com_images__AAN8133

  1. Sergio Llull (ESPAÑA)

Desde que debutó con la selección en el Europeo de 2009, Sergio Llull ha ido adquiriendo cada vez mayor protagonismo en el combinado nacional a medida que ha ido creciendo como jugador temporada tras temporada hasta haberse consolidado como uno de los mejores dorsales de Europa en su posición. Tras haber completado una temporada redonda con su equipo, Sergio Llull llega a la concentración de la selección con la responsabilidad de recoger gran parte de la cuota de protagonismo nada menos que del ausente Juan Carlos Navarro. Si bien es un jugador muy diferente al catalán, cuya ausencia es insustituible, del menorquín se espera que en momentos complicados y partidos trabados sea capaz de echarse el equipo a la espalda mediante su entrega y derroche físico para desatascar la situación mediante sus veloces transiciones y acierto en los tiros exteriores (incluyendo las correspondientes famosas mandarinas cuando la bocina de posesión o partido esté cerca de sonar). Jugador versátil, seguramente le veamos disfrutar muchos minutos jugando tanto de 1, como de 2 al lado de su compañero de equipo Sergio Rodríguez.

  1. Giannis Antetokounmpo (GRECIA)

The Greek Freak, como se le conoce en Estados Unidos por sus increíbles medidas y envergadura, es un jugador joven que por cualidades físicas y calidad está llamado a ser la referencia de la selección mediterránea los próximos años, tomando el testigo de los Spanoulis, Diamantidis y otros ilustres jugadores que hicieron de esta selección un temible rival en campeonatos ya pasados, pero que en las últimas competiciones no han conseguido cuajar buenos resultados. Consolidado en la NBA, el alero de Milwaukee Bucks destaca por su versatilidad y habilidad para su altura y, en virtud de sus cualidades físicas, una gran proyección por delante con sus 20 años de edad. El segundo de cuatro hermanos, no sería de extrañar que pronto más miembros de la familia Antetokounmpo estuvieran vistiendo la camiseta helena. Su hermano mayor, Thanasis, está a punto de comenzar su primera campaña en los Knicks de Phil Jackson, mientras que a Kostas, de 16 años, se lo rifan en las high school americanas.


9b1db9cc190c21df362931c2f384afcf

  1. Danilo Gallinari (ITALIA)

El jugador de los Nuggets llega muy en forma a la cita continental, comandando un talentoso plantel transalpino (Belinelli, Datome, Bargnani, Gentile…) dirigido por Pianigiani, de los que se espera que cuajen una buena actuación llegando lejos en el torneo tras un buen puñado de años alejados de los puestos de privilegio. Aunque sin duda los italianos destacan por ser un conjunto donde muchos hombres pueden adquirir galones de líder, una buena versión de “Il Gallo” será fundamental para acercarles al objetivo del Preolímpico y, a partir de ahí, ver si es posible llegar más arriba. Si llega igual de inspirado y concentrado que en los partidos de preparación, el 8 azzurro será un buen quebradero de cabeza para las pizarras rivales.

61118601-jan-vesely

  1. Jan Vesely (REPÚBLICA CHECA)

Cual tiburón que se lanza hacia su presa como una exhalación con una mezcla de decisión, hambre y furia, Vesely es uno de esos jugadores que, cuando atisban un balón en las inmediaciones del aro, se le inyectan los ojos en sangre y se abalanza sobre él para sumergirlo en las profundidades de la cesta. Con sus 2,10 y una portentosa capacidad atlética, supone un  gran atractivo para el espectador, siendo capaz de brindar mates de concurso en pleno juego. Tras su paso en la NBA, se ha consolidado como uno de los hombres fuertes de la competición de la mano del genio de la lámpara Zelko Obradovic, quien le ha hecho mejorar su implicación en el juego colectivo para ayudar en la histórica clasificación del Fenerbahce para la Final Four, sin olvidar sus cualidades naturales en ambas zonas que le han convertido en un fijo del top-10 de cada jornada europea. Merodeando las proximidades de ambas zonas bajo los colores de la República Checa, probablemente no llegue muy lejos en el torneo europeo, pero junto con Satoransky se convierte en un buen motivo para no perder de vista al combinado centroeuropeo.