kevin-durant-thunder

La temporada 2015/2016 de la NBA estará marcada en sus primeros días por el regreso a las pistas de dos superestrellas del baloncesto mundial. Uno de ellos es Kobe Bryant, que tras estar prácticamente toda la temporada alejado de las canchas, vuelve para intentar que Los Angeles Lakers olviden una de las peores campañas de la historia y vuelven a competir con las mejores franquicias de la liga. Pero la vuelta más esperada es la de uno de los jugadores llamados a pelear el MVP a otros ‘cracks’ de la competición como Lebron James, Stephen Curry o James Harden. Kevin Durant está llamado a ser el protagonista, al menos, de los primeros días, pues su regreso a las canchas devuelve una parte del espectáculo a la mejor liga de baloncesto del mundo.

Kevin Durant, KD, ‘Durantula’… Hay diferentes formas de calificar a este jugador, que probablemente sea, junto a su compatriota Stephen Curry, el mejor anotador del planeta. El alero nacido en Washington ha vivido en las dos últimas temporadas las dos caras de la moneda de cualquier deportista de élite. En la 2013/2014, el jugador de Oklahoma City Thunder firmó un año espectacular y se hizo con el trofeo al Mejor Jugador de la temporada regular, promediando 32 puntos, 7,4 rebotes y 5,5 asistencias, además de tener un porcentaje de tiros de campo superior al 50%. Estas cifras le situaron en un selecto club, compuesto hasta el momento por Wilt Chamberlain, Michael Jordan y Elgin Baylor, de jugadores capaces de alcanzar esos promedios en temporada regular. A nivel colectivo, los Thunder llegaron hasta la final de la Conferecia Oeste, donde perdieron ante San Antonio Spurs, que posteriormente fueron campeones de la NBA.

Tras este impecable año a nivel individual, Kevin Durant figuraba como máximo favorito al MVP la siguiente temporada. Sin embargo, antes de comenzar la temporada 2014/2015, el ‘35’ de Oklahoma City Thunder sufrió una lesión en el pie (fractura del quinto metatarsiano) y no pudo disputar su primer partido oficial de la campaña hasta mediados del mes de diciembre, protagonizando un regreso espectacular y haciendo números de MVP. Pero las lesiones volvieron a aparecer, y KD sufrió un periodo de juego intermitente hasta que, el 22 d febrero de 2015, decidió operarse de nuevo para aliviar el dolor del pie y causó baja para el resto de la temporada. Durant sólo pudo disputar un total de 27 partidos, promediando 25,4 puntos, 6,6 rebotes y 4,1 asistencias. La franquicia de Oklahoma no pudo clasificarse para la fase por el título y echó mucho de menos la ausencia de su ‘estrella’ y uno de los mejores jugadores del planeta.

Ahora, en la temporada 2015/2016, parece que el sol vuelve a salir para Kevin Durant y Oklahoma City Thunder. Su nivel físico es una incógnita debido a la largo tiempo de baja por esa fractura del quinto metatarsiano, pero todos los componentes de la NBA son conscientes que, si el alero de Washington está en buenas condiciones, volverá a pelear por el trofeo de Mejor Jugador de la temporada, pues su nivel baloncestístico está al alcance de muy pocos jugadores en el mundo. ‘Durantula’ intentará volver al nivel exhibido hace dos temporadas y devolver a los Thunder a los playoffs, el hábitat natural de un equipo con una gran plantilla pero que no ha terminado de encontrar esa pizca de suerte siempre necesaria para alcanzar la gloria.

Kevin Durant regrese a las pistas para demostrar que aún tiene mucho que demostrar

Pero también será un año diferente para Kevin Durant por otro motivo: su futuro. El alero de Washington termina contrato la próxima temporada y todo parece indicar que se convertirá en un agente libre sin restricciones, por lo que varias franquicias pelearán por hacerse con sus servicios. Así, el jugador norteamericano intentará volver a las pistas al máximo nivel, no sólo por construir un buen presente, sino sobre todo para garantizarse un futuro aún mejor con un ‘megacontrato’, pues el aumento de los ingresos por televisión que percibirán los equipos a partir de 2017 provocará cifras desorbitadas en algunos contratos. New York Knicks, Miami Heat y Washington Wizards eran las tres franquicias que más habían sonado para convertirse en el próximo destino de Durant, pero en los últimos días ha surgido con fuerza el rumor de Los Angeles Lakers, que parece haberse convertido en la primera opción de Durant y que estarían buscando una gran estrella para sustituir a Kobe Bryant.

Por todas estas razonas, se avecina un año importante para Kevin Durant, quizá el más decisivo de su carrera. Con 27 años recién cumplidos, el jugador estadounidense tendrá que comprobar si esa lesión que terminó con la carrera de Yao Ming y estuvo cerca de hacerlo con la de Michael Jordan le ha afectado o, si por el contrario, vuelve al máximo nivel y es capaz de luchar por el galardón de mejor jugador del planeta en la actualidad. También será, probablemente, el último intento de Oklahoma City Thunder de intentar hacerse con el anillo de campeón de la NBA, pues tanto él como su compañero Russell Westbrook tienen la intención de encontrar un nuevo destino y ganar el tan ansiado trofeo. Y para encontrar un destino que pueda garantizarle esa pelea por el título de liga hace falta una gran versión del jugador de Washington, que demostró el año pasado que puede realizar excelentes números.

La fractura del pie fue una herida en el corazón de la NBA pues alejó de las pistas a uno de sus grandes baluartes, pero los últimos meses han servido para restañar las heridas y parece que el próximo 28 de octubre, en el Chesapeake Arena de Oklahoma City y ante la mejor franquicia de la última década, San Antonio Spurs, Kevin Durant regrese a las pistas para demostrar que aún tiene mucho que aportar y que, pese al calvario sufrido durante la pasada temporada, su nivel baloncestístico se mantiene intacto. De origen humilde y con una infancia complicada, Kevin Durant ha logrado cada avance gracias a su trabajo, y es consciente que una simple lesión, por muy grave que sea, no va a terminar con su sueño de convertirse en el mejor jugador del planeta y escribir una página brillante en la historia de la mejor liga de baloncesto del mundo.