Hablar de Juan Carlos Navarro es hablar de baloncesto en su máxima expresión. Desde su llegada al primer equipo del FC Barcelona, el escolta catalán demostró unas cualidades especiales para la práctica de este deporte, que le han llevado a ser una de las leyendas del baloncesto español y europeo. Su prodigiosa muñeca y su habilidad e inteligencia sobre la pista le convirtieron no sólo en el segundo mejor jugador español de la historia, sino también en el gran dominador del baloncesto español y europeo en la primera década del siglo XXI, donde capitaneó al conjunto azulgrana a conseguir los mayores éxitos de su historia.

Ahora, en un rol menos importante en lo que a minutos se refiere y por culpa de las lesiones, Navarro es menos protagonista sobre la pista, pero su importancia en el juego de su equipo sigue siendo capital. El inventor de la ‘bomba’, su tiro característico, continúa demostrando su calidad a base de triples mágicos y penetraciones imposibles, confirmando que sólo el estado físico le impide seguir dominando el basket nacional. Tampoco la edad perdona, y es que el ‘11’ del FC Barcelona cumplió recientemente 18 años en la élite del baloncesto, una cifra que sólo los más grandes pueden alcanzar. Pero no sólo consiguió este espectacular dato, sino que llegó a la friolera de 1.000 partidos oficiales, un hito estadístico al que queremos rendir homenaje en Skyhook recordando sus diez mejores partidos con la camiseta del equipo azulgrana.

El inicio de la leyenda

23 de noviembre de 1997. FC Barcelona vs CB Granada. Un joven Juan Carlos Navarro, con tan sólo 17 años debuta con el primer quipo azulgrana. Tras su paso por las categorías inferiores, el técnico Joan Montes, hizo saltar a la cancha por primera vez al escolta catalán. En apenas once minutos sobre el parqué, Navarro sumó 10 puntos, dos rebotes, una asistencia y cinco personales recibidas, lo que provocó que el Palau Blaugrana se pusiera en pie para corear el nombre y aplaudir a un joven talento que demostró con su desparpajo que podía convertirse en uno de los mejores.

La primera del más laureado

Pese a no tener aún ficha con el primer equipo, en la temporada 1998/1998 se sucedieron las apariciones de Juan Carlos Navarro con la primera plantilla. Su importancia en el juego del conjunto azulgrana crecía tras cada encuentro y fue una pieza importante en la excelente temporada del FC Barcelona en la competición liguera. El cuadro barcelonés finalizó la campaña regular en la primera posición, y terminó proclamándose campeón de la ACB tras completar unos excelentes playoffs, consiguiendo un balance de nueve victorias y cero derrotas.

El día que Europa conoció a un mito

Consagrado ya como uno de los mejores jugadores de su equipo y del baloncesto español, Juan Carlos Navarro vivió en 2003 el mejor año de su carrera. El FC Barcelona conquistó el triplete, pero el partido que guarda con más cariño en su memoria el escolta catalán es el de la final de la Euroliga. El Palau Blaugrana era el escenario encargado de albergar la Final Four esa temporada y el equipo azulgrana, tras derrotar al Benetton de Treviso en la final, conquistó su primera Euroliga, permitiendo a Juan Carlos Navarro disfrutar de un palmarés espectacular pese a estar en sus primeros años de trayectoria profesional.

Su primer gran ‘clásico’

Si hay algún partido especial para los jugadores del FC Barcelona, ése es sin duda cuando se enfrentan al Real Madrid. El 28 de diciembre de 2003, ambos equipos se vieron las caras en el partido correspondiente a la 17ª jornada de la Liga ACB. Allí, en el Pabellón Raimundo Saporta, los aficionados al baloncesto presenciaron la primera gran exhibición de Juan Carlos Navarro. El escolta catalán dio una lección de madurez y asumió el peso ofensivo del equipo en los últimos minutos y cuando el marcador estaba apretado, siendo clave en el triunfo azulgrana en Madrid tras anotar un total de 30 puntos y ejerciendo de líder sobre la pista en los momentos decisivos.

Navarro

Más partidos con la elástica azulgrana

Tras un fugaz paso por los Memphis, Grizzlies, Juan Carlos Navarro volvió en 2008 a la disciplina del FC Barcelona, regresando como una de las estrellas consagradas del baloncesto continental. El escolta de San Feliu tuvo que esperar hasta el año 2010, concretamente hasta finales del mes de enero, para convertirse en el jugador que más partidos ha disputado con el equipo catalán, superando la marca de ‘Epi’, que tenía el record con 422 partidos. En ese partido ante el Gran Canaria, Navarro consiguió 24 puntos en 21 minutos sobre la cancha, consiguiendo una valoración total de 26.

Europa se rinde al ‘11’

Probablemente, el partido más especial para el ‘11’ del FC Barcelona. El conjunto azulgrana conquistó su segunda Euroliga y completó un triplete en el año 2010, con Juan Carlos Navarro como protagonista absoluto. El equipo catalán se impuso en la final por 86-68 al Olympiacos, y el escolta de San Feliu fue el protagonista del encuentro tras lograr 21 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias, siendo proclamado MVP de la Final Four 2010.

Su mejor ‘Clásico’

En diciembre de 2012, el Palau Blaugrana asistió a una de las mayores exhibiciones de Juan Carlos Navarro. Y lo hizo además ante el Real Madrid, el eterno rival, posibilitando la victoria de los azulgranas ante el conjunto entrenado por Pablo Laso. El ‘11’ azulgrana finalizó el partido con 33 puntos y unas cifras casi perfectas en el lanzamiento (7/8 en tiros de dos, 5/5 en triples y 4/4 en tiros libres), completando su mejor actuación ante el equipo blanco y uno de sus mejores encuentros de su trayectoria deportiva.

Azulgrana con más puntos

El 17 de marzo de 2013, Juan Carlos Navarro vivió otro de sus grandes momentos con la camiseta del FC Barcelona. Con el CAI Zaragoza como rival, el escolta azulgrana se convirtió en el jugador con más puntos conseguidos con la camiseta del conjunto barcelonés, superando también a Juan Antonio San Epifanio ‘Epi’. Navarro terminó el partido ante el cuadro aragonés con 28 puntos, volviendo a cuajar una gran actuación en uno de los partidos más recordados de su carrera deportiva.

Milenario en triples

En diciembre de ese mismo año, Juan Carlos Navarro añadió otra cifra histórica a su extenso palmarés. También ante el CAI Zaragoza, el catalán consiguió tres triples que le permitieron superar los 1.000 y convertirse en el segundo jugador con más triples anotados en la historia de la liga ACB, sólo superado por Alberto Herreros.

Partido mil

Su último gran momento hasta la fecha no puede ser otro que el partido que lo convirtió en milenario. Ocurrió hace tan sólo unos días, en el encuentro que enfrentó al conjunto azulgrana con el Rio Natura Monbus en el Palau Blaugrana. El escolta de Sant Feliu sólo jugó siete minutos porque atraviesa diversas molestias, pero ese tiempo durante la cancha le permitió disputar su partido oficial número 1.000 con la camiseta del FC Barcelona.

126400_8_138702_8