Foto: ACB Photo

Foto: ACB Photo

Cuatro días fantásticos. Baloncesto, aficiones, buenos partidos, gente pegada a la televisión, sorpresas, fallos estrepitosos, alguna polémica. Y el mismo campeón. En pocas palabras éste ha sido el resumen de la copa del rey 2016, celebrada en A Coruña, otra novedad, ya que no es plaza de equipo ACB.

Éste no ha sido el torneo de los pronosticadores. Tanto entrenadores como prensa y la mayoría de aficionados tenían en mente otro campeón. El Valencia, Baskonia y Barcelona estaba en boca de todos los supuestos especialistas del mundo de la canasta. Pero la pista, el juego y los jugadores dictaron otra sentencia, que si bien fue distinta y sorprendente para algunos, fue continuadora de lo que se ha visto en este torneo los últimos años (cuatro de cinco): el Real Madrid terminó como campeón.

Es momento ahora de analizar la vuelta a la rutina de los cuatro equipos llamados a pelear durante los siguientes meses en la Euroliga y la ACB, en un análisis diametralmente distinto al que se podría haber hecho hace apenas una semana.

Valencia Basket

Sin duda en el peor momento de la temporada. “Los Warriors del Turia” (desafortunado apodo, a mi parecer) tras un inicio arrollador, que les ponía en las quinielas como aspirante a todo, ha perdido en menos de un mes gran parte de los objetivos de su temporada. Eliminados de la Eurocup y en primera ronda de la copa del rey. ¿sorprendente? Sí, pero hasta cierto punto. Sin quitar nada de mérito a la racha de partidos sin perder, siempre me ha gustado señalar que no es lo mismo jugar la Eurocup que la Euroliga. A ello hay que añadir que es imposible en el baloncesto actual mantener un nivel excelso durante toda la temporada, (miren al Madrid de hace dos años, por ejemplo) los picos de forma existen, el cansancio también y por supuesto los rivales cada vez salen (y saldrán) más motivados ante un equipo hecho para ganarlo todo. Quizá es el equipo del grupo de arriba que más tocado se encuentra en éste momento, con dudas reales sobre lo que son capaces de hacer. De tres competiciones, sólo les queda la liga acb. Cuentan con la ventaja de que podrán centrarse en ella, ventaja que seguro que no desearían tener. Habrá que estar atentos a ellos y ver como llegan en playoff. Esta claro que un “temporadón” sólo puede calificarse en mayo, y no en noviembre.

Barcelona Lassa

Otro equipo que sale con muchísimas dudas de A Coruña. Incapaz de pasar de primera ronda contra un inferior Bilbao tanto en plantilla como en calidad, pero que puso mucho más corazón y ganas de victoria que los catalanes. A la delicada situación en Euroliga (fuera de los puestos que dan acceso a los cruces) se ha sumado algo que llevaba mucho tiempo sin ocurrir en can Barsa, una derrota en primera ronda copera. La innegable calidad y extensión de una plantilla de las más caras de Europa, han puesto en el disparadero a quien parecía que nunca lo estaría, Xavi Pascual. En las últimas horas incluso está sonando el nombre de Joan Plaza para hacerse con las riendas del equipo la temporada que viene. Aficionados y prensa culpan de la gestión de esta imponente plantilla al de Gavá, señalando concretamente que terminase el partido con la pareja exterior Rivas-Oleson, dejando en el banquillo a Satoranski y Arroyo. Es lo de siempre, la crítica es más atroz cuando la victoria no acompaña. El bajo estado de forma de Ante Tomic no ayuda en demasía, y muchos están dando las gracias al tiro en el ultimo segundo que les dio la victoria en el Barclaycard arena, porque la situación sería en este momento aún más crítica.

Este mismo jueves reciben al poderoso Olympiacos en el Palau, con un nuevo fichaje y conocido de los blaugrana, Papanikolau. Si hoy la situación es tensa en can Barsa, una derrota este jueves podría traer algo más que incertidumbre. Aunque todo hay que decirlo y me remito a líneas anteriores. Plantilla y calidad para seguir adelante, hay.

Darius Adams

Foto: ACB Photo

Laboral Kutxa Baskonia

El para muchos gran favorito de la copa del rey se quedó a las puertas de la final. Un super competitivo Real Madrid evitó que uno de los mejores equipos de Europa en la actualidad, si no el que más, siguiera con su trayectoria victoriosa, esa trayectoria que hemos admirado en la primera fase del top 16.

Tengo muy claro que los vitorianos van a seguir siendo competitivos de aquí a fin de temporada, aunque agoreros nos dicen que los equipos de Perasovic, con una exigencia física muy por encima de la media, suelen tener un bajón al final. De momento no se ha dado, aunque el Madrid demostró que es un equipo batible. Lo normal será verlo en los cruces de euroliga y luchando por la final ACB. Se puede decir sin riesgo a equivocarse, que el Baskonia ha vuelto a la élite europea.

Real Madrid

Decía Rudy Tomjanovich, “nunca subestimes el corazón de un campeón”. Pues algo así ha pasado en los días previos a la copa, e incluso ya comenzada. Nadie le daba favorito. Bien es cierto que con un inicio de temporada irregular, con muchas lesiones y fichajes fallidos, no se presentaba como otras veces. Entrando en el top16 sufriendo y con varias derrotas en acb y euroliga ante los grandes, nadie era optimista con el equipo blanco. Pero pasa que este grupo lo ha ganado todo, ha recuperado a Llull en los últimos partidos y queramos o no, tienen un talento y competitividad tremendo. A ello hay que añadir que un jugador como Gustavo Ayón, esta desplegando el mejor juego de su vida, que hay ajustes defensivos que no se veían esta temporada, y que cualquiera, llámese Llull, Maciulis, Carroll… puede salir y jugártela. Y eso es lo que ha pasado. Se ha dudado de ellos y han vuelto a ganar. Y próximamente Rudy Fernández volverá al equipo para afrontar los dos títulos más importantes de la temporada, por lo que la esperanza por un buen papel en liga y Euroliga han crecido enormemente en tan sólo una semana. A la que hay que añadir un nuevo título para el zurrón del club de Concha Espina.

Pero como he dicho antes, todos estos análisis y supuestas teorías sólo se clarificarán sobre una cancha de baloncesto. Y nosotros estaremos allí para verlo. Y para contárselo.