Orlando Magic

Foto: NBA

Este verano nos ha dejado numerosos fichajes e incorporaciones que han supuesto un giro significativo de los pronósticos y de las capacidades de cada equipo de la NBA. Agentes libres, traspasos y elecciones de draft causan un gran movimiento de jugadores entre diferentes equipos que transforman el paisaje de una temporada a otra y proporcionan a ciertas franquicias posiciones muy favorables para competir en la mejor liga de baloncesto del mundo.

Uno de esos equipos es Orlando Magic. Liderados por Dwight Howard, los Magic alcanzaron la final de 2009, pero no pudieron con unos Lakers muy superiores, que se alzaron con el título en tan solo 5 partidos. Desde entonces, los Magic no han encontrado la fórmula para volver a la élite, para salir de la zona baja de la clasificación. Como le sucede a todo equipo que ha estado en la cima, comenzaron tras esa final su particular travesía por un proceso de reconstrucción que parece haber dado un gran salto este verano. Tras haber terminado la temporada pasada en la undécima posición del Este, los de Florida se han movido bien en el mercado y cuentan ahora con una plantilla joven que sólo puede ir a más. Estas son las incorporaciones recientes más relevantes de los Orlando Magic:

Frank Vogel: comencemos por el entrenador. Vogel viene de dirigir durante seis temporadas a los Indiana Pacers, equipo en el que ha imprimido su carácter eminentemente defensivo. En su etapa en Indiana, ha llevado al equipo a algunas de sus mejores temporadas de la historia gracias, en gran parte, a Paul George, que bajo la batuta de Vogel se ha convertido en uno de los mejores jugadores de la NBA. Vogel llega a Orlando para empezar de cero con un equipo con muchas piezas nuevas con el objetivo de alcanzar los Playoffs, tarea que se antoja complicada, pero realizable dadas las siempre impredecibles últimas plazas de la Conferencia Este.

Serge Ibaka: consolidado en la NBA como uno de los mejores defensores interiores de la liga, Ibaka llega para aportar veteranía e intensidad a un equipo que hasta ahora había carecido de referencias veteranas. Ibaka se postula como una de las opciones principales en ataque y un jugador capaz de proteger el aro y asegurar el rebote. Gran incorporación para unos Magic que han apostado fuerte por él al traspasar a Victor Oladipo, uno de sus mejores jugadores, a Ersan Ilyasova, un jugador plenamente asentado en la NBA y gran tirador exterior, y a Domantas Sabonis, una prometedora elección del draft de este año.  La importancia de Ibaka, por tanto, se ve considerablemente aumentada con respecto a su pasado en Oklahoma City, donde era la tercera opción, siempre por detrás de Kevin Durant y Russell Westbrook.

Jeff Green: procedente de los Memphis Grizzlies, Green es uno de los aleros de la clase media-alta de la liga, con un físico que le permite firmar mates espectaculares y ser un jugador a tener en cuenta en defensa. Green no es un gran tirador de tres puntos, pero los Magic pueden cubrir esta carencia con la aportación de otros jugadores exteriores. Thunder, Celtics, Clippers y Grizzlies han contado con sus servicios, y ahora los Magic se hacen con él para competir con el atlético Aaron Gordon por el puesto de alero titular. Green aporta principalmente intensidad física y anotación esporádica. Una de sus principales debilidades es la incapacidad de mantenerse regular partido tras partido, pero es una incorporación más que interesante para los pupilos de Vogel.

Bismack Biyombo: este pívot procedente de los Toronto Raptors es un especialista defensivo. Gracias a su envergadura y su capacidad de salto, Biyombo es uno de los mejores taponadores de la liga, y supone un relevo defensivo de garantías para los momentos en que Ibaka necesite descansar. Biyombo también es un gran reboteador caracterizado por su intensidad. Con solo 24 años de edad, tiene un mundo por delante para mejorar en el aspecto ofensivo, pero su presencia interior, al igual que la de Ibaka, modifica gran cantidad de tiros y obliga a los rivales a buscar otras opciones cuando se acercan a la zona. Su rendimiento con los Raptors en los pasados Playoffs provocó el interés de varios equipos, y finalmente Orlando le ofreció un contrato irrechazable por cuatro años y 72 millones de dólares.

Bismack Biyombo

Foto: youtube

Jodie Meeks: los Magic acumulan experiencia gracias al fichaje de Meeks, que ha pasado por Milwaukee Bucks, Philadelphia 76ers, LA Lakers, Detroit Pistons y ahora llega a los Magic para hacer lo que mejor sabe: anotar triples. Meeks es todo un especialista en dinamitar partidos cuando entra en racha y, gracias a esta amenaza exterior, proporciona a los Magic la capacidad de proporcionar espacios a los hombres grandes y a jugadores como Jeff Green para efectuar tiros de media distancia y cortes agresivos hacia la canasta. Meeks buscará reencontrarse con su mejor juego tras una desafortunada temporada con Detroit en la que solo disputó tres partidos debido a una fractura en el pie. El escolta se ha sometido a una operación para reparar la lesión y podría perderse algunos partidos en el inicio de la temporada. Los Magic han pagado un precio relativamente bajo por Meeks (una elección de segunda ronda de draft), pero su rendimiento y salud son un interrogante.

DJ Augustin: más madera para Orlando en las posiciones exteriores. Augustin es un base en la plenitud de su carrera a sus 28 años. Posee la experiencia necesaria para ser un director de juego fiable que aporte liderazgo a la segunda unidad del equipo. Bobcats, Pacers, Raptors, Bulls, Pistons, Thunder y Nuggets han contado previamente con sus servicios y le han asignado un rol similar al que previsiblemente desempeñará en Orlando: base suplente cuyas principales funciones serán anotar y distribuir el balón. Incluso podrá competir por la titularidad con Elfrid Payton, que ya el año pasado dejó ver que es uno de los líderes del equipo y que parece estar siguiendo una trayectoria de mejora meteórica.

Damjan Rudez: un viejo conocido de la ACB por su paso por el CAI Zaragoza, este alero croata vio cómo los Timberwolves le dejaban marchar para convertirse en agente libre sin restricciones. Desde su llegada a la NBA, Rudez ha disputado unos 13 minutos por partido, desarrollando un papel casi específico de tirador de tres puntos, su principal arma. Los Magic han apostado por él para ampliar su fondo de armario, pero todo apunta a que Rudez contará con escasos minutos y deberá demostrar a su entrenador que puede competir con Aaron Gordon y Jeff Green.

Stephen Zimmerman: seleccionado en el puesto número 41 del reciente draft de 2016, Zimmerman es un jugador interior de mucha movilidad y explosividad que viene de jugar durante una temporada en la universidad de Las Vegas. Con Nikola Vucevic, el mejor jugador del equipo, y Serge Ibaka en su posición, Zimmerman deberá luchar por ganarse un puesto en la plantilla del primer equipo, y posiblemente deba jugar en la liga de desarrollo para seguir formándose antes de competir al máximo nivel. No obstante, los Magic se han hecho con un joven jugador (20 años) que puede llegar a convertirse en una sólida referencia interior. Vogel podría incluso apostar por él como pívot suplente para formar pareja de recambio junto a Biyombo.

Además de estos jugadores, los Magic también se han hecho con Nick Johnson, Arinze Onuaku, Cliff Alexander, Branden Dawson, Kevin Murphy y CJ Wilcox. Estos son jugadores que han estado entre la NBA y la liga de desarrollo o en ligas extranjeras (como es el caso de Murphy en la liga japonesa o el de Onuaku en la filipina) y que, lucharán por puestos en la primera plantilla de los Orlando Magic.

Además de estos refuerzos, no podemos dejar de mencionar a los actores principales del equipo que formarán el quinteto titular y las primeras rotaciones y acumularán la mayoría de minutos en pista.

Previsible quinteto titular: Elfrid Payton – Evan Fournier – Jeff Green – Serge Ibaka – Nikola Vucevic

Suplentes principales: DJ Augustin – Mario Hezonja – Aaron Gordon – Bismack Biyombo