Connect with us

Suscríbete a la newsletter

Laboratorio

Graduados en las aulas… y en el parquet

¿Cuántos jugadores de la NBA se han graduado en la Universidad? En una etapa en la que el one and done es la ley, nos acercamos a algunos de los últimos ejemplos.

Deporte de élite y estudios no son dos conceptos que acostumbran a intimar con frecuencia. En la cultura norteamericana, la etapa universitaria es esencial antes de dar el salto definitivo al profesionalismo. La National Collegiate Athletic Association, cuna de grandes talentos que desembarcan en la NBA, está repleta de jugadores que tienen un paso fugaz por la competición en busca de cotas mayores.

No es tarea fácil combinar un nivel académico ejemplar con la constante exigencia del rendimiento deportivo. Sin embargo, la NBA cuenta con varios jugadores que, más allá de establecerse como habituales de la liga, lograron obtener una licenciatura universitaria. 

Siempre ha existido cierto estigma que cataloga a los deportistas de alto rendimiento como si todos fuesen estúpidos. Nada más lejos de la realidad, algunas de las universidades más prestigiosas de Estados Unidos han colado alumnos en la mejor liga de baloncesto del planeta. Duke, Harvard o Vanderbilt son reflejo de ello.

Jeremy Lin – Economía

Más conocido como “Linsanity”, tuvo una irrupción meteórica en su año sophomore en la NBA. Con apenas protagonismo en Oakland, el jugador de origen taiwanés explotó cuando vestía la elástica de los Knicks, creando una expectación que no se tradujo en una carrera all-star. No obstante, pese a un camino con la irregularidad de una montaña rusa, Lin se convirtió en un buen jugador de rotación en la liga. 

Creció en la bahía de San Francisco, donde su buen hacer en el instituto le permitió ingresar en Harvard, prestigiosa universidad ubicada en la ciudad de Cambridge (Massachusetts). Allí completó sus cuatro años, desde 2006 hasta 2010, obteniendo una Licenciatura en Economía. Su capacidad para meter puntos no era el único talento que atesoraba.

Mason PlumleePsicología y Antropología Cultural

El pívot de los Nuggets representa un gran ejemplo de simbiosis atlética y académica. Durante su adolescencia estudió junto a su hermano Myles en el internado Christ School de Arden, Carolina del Norte. Haciendo honor al perfil de pívot de toda la vida, fue nombrado McDonald’s All-American en 2009, además de lograr varias medallas con las categorías inferiores de la selección de Estados Unidos.

Su indudable potencial le brindó la oportunidad de estudiar en la Universidad de Duke, institución conocida por sus rigurosos estándares académicos y un exitoso programa de baloncesto. The Sportster lo definió como un “representante perfecto de la reputación del centro en ambos aspectos”. Durante su estancia en el college, Mason se especializó en Psicología y Antropología Cultural.

Roy Hibbert – Gobernanza

Retirado prematuramente en 2018, fue uno de los jugadores dominantes en la Conferencia Este hace apenas un lustro. Sin embargo, siempre quedará la sensación le faltó hambre para ser el mejor pívot de la competición.

Sus padres, asentados en Queens, lo introdujeron al baloncesto tras probar suerte con el golf, el tenis e incluso el piano. Pese a los intentos en estas disciplinas, su imponente físico estaba destinado a brillar en una cancha de baloncesto.

Desde su época de instituto siempre tuvo muy claro que quería graduarse en la universidad. Siguiendo la estela de otros hombres altos como Patrick Ewing , Alonzo Mourning o Dikembe Mutombo, el jugador de origen jamaicano cursó sus cuatro años en Georgetown. Siendo elegible para el Draft de 2007, prefirió regresar para completar su año senior y obtener un título en Gobernanza.

Dwight Powell – Ciencia, Tecnología y Sociedad

A sus 28 años, y tras cinco campañas en la liga, todavía no ha conseguido tener un papel protagonista en la NBA. Apuntaba a que podía convertirse en un hombre de banquillo para los Mavs, pero su falta de constancia le ha privado de gozar de más minutos a las órdenes de Rick Carlisle.

Pese a ello, se trata de un jugador que de no haber recalado en la competición, podría haber prosperado en varios campos. El center canadiense obtuvo un título en Ciencia, Tecnología y Sociedad por la Universidad de Stanford, donde cursó sus cuatro años antes de ser elegido en el Draft de 2014 por los Charlotte Hornets.

Andrew Nicholson – Física

No tuvo suerte durante su experiencia en la liga norteamericana y se vio obligado a emigrar a China. El actual jugador de los Fujian Sturgeons es una rara avis en la NBA. Obtuvo su graduado en St. Bonaventure antes incluso de ser seleccionado en la primera ronda del Draft.

Asimismo, lo hizo mientras se especializaba en una de las consideradas “carreras más difíciles”: Física. Nunca ocultó su amor por las matemáticas, hecho que le llevó a elegir dichos estudios. Además, confesó que la mecánica cuántica era una de sus asignaturas predilectas. Un auténtico cerebrito.

Victor Oladipo – Comunicación deportiva

Tras ser elegido en segundo puesto en el Draft de 2013, no logró explotar su máximo potencial hasta que regresó a su apreciada Indianapolis. Hijo de un sierraleonés y una nigeriana, el escolta de los Pacers se crió en Upper Marlboro, Maryland. Allí asistió al DeMatha Catholic High School, en el que destacó por sus buenas notas de la misma forma que sobre el parquet.

Dadas sus capacidades baloncestísticas, Oladipo rechazó ofertas de centros como Notre Dame, Maryland o Xavier antes de firmar con la Universidad de Indiana. Estaba decidido a convertirse en jugador profesional, pero no dejó de lado los estudios. Obtuvo un título en Comunicación Deportiva antes de firmar su primer contrato NBA. Igualmente, durante su último semestre, logró 19 créditos para terminar el grado mientras jugaba para los Hoosiers, a quienes guió a un título de conferencia.

Festus Ezeli – Economía

Desde muy temprana edad, el nigeriano fue un estudiante aplicado, dada la influencia de sus padres. Tanto es así que se graduó en secundaria a los 14 años. Aspiraba a ser médico, de modo que vivió en Yuba City (California) junto a su tío pediatra. Este animó al joven Festus a probar el baloncesto, con el que tuvo dificultades en sus inicios.  

Comenzó a estudiar en el Yuba Community College a tiempo parcial porque necesitaba tiempo para entrenar con un modesto equipo de la Amateur Athletic Union y pulirse como jugador.

Dado su buen nivel en el circuito, varias universidades llamaron a su puerta. Sin embargo, y contra el deseo de sus progenitores, Ezeli prefirió Vanderbilt antes que Harvard, basándose en su sólida reputación académica y la experiencia reciente con jugadores internacionales. Aunque comenzó a obtener un título en Biología, finalmente cambió su especialidad a Economía.

Tyler Zeller – Administración de empresas

Oriundo de California, fue criado en Washington (Indiana) donde asistió al Washington High School. Allí destacó durante toda su estancia, en especial en su último año. Sus grandes guarismos llamaron la atención de varios centros que quisieron reclutarlo para la NCAA.

El deporte le viene de familia, ya que su tío Al Eberhard fue también jugador NBA, al igual que dos de sus hermanos, Cody y Luke. Por otro lado, Tyler fue nombrado Mr. Basketball de Indiana cuando finalizó su etapa de high school, honor más alto del estado para los jugadores de educación secundaria.

Además de demostrar sus habilidades en la cancha, siempre estuvo comprometido en labores académicas. Tras cuatro cursos en la Universidad de Carolina del Norte se especializó en Administración de Empresas, registrando una nota que le valió el reconocimiento Academic All-America por dos años consecutivos.

Kelly Olynyk – Contabilidad

El pívot canadiense se labró un nombre desde muy joven, cuando estudió en South Kamloops Secondary School. Allí dio el salto al escaparate estadounidense, jugando en la AAU durante su andanza en secundaria, así como en otros torneos a lo largo del país. Asimismo, y dada su presencia en el combinado Junior de Canadá, Olynyk recibió becas por parte de Syracuse, Providence College o North Carolina State, entre otras.

Al final, optó por jugar para la Universidad de Gonzaga, en parte para permanecer más cerca de casa. En su segundo año no jugó partidos, lo que facilitó su camino académico. Trabajó duro para completar su licenciatura en Contabilidad y estaba a sólo dos semestres de lograr una Maestría en Administración de Empresas antes de presentarse al Draft de la NBA en 2013. Su buen hacer en la aulas le hizo merecedor del Academic All-America, al igual que Tyler Zeller.

Kyle Korver – Comunicación audiovisual

Nacido en Paramount, California, el shooter por excelencia creció viendo los Lakers del Showtime. Su fanatismo por Magic Johnson y Kareem Abdul-Jabbar le llevó a enamorarse del baloncesto a muy temprana edad, de modo que estaba convenido a llegar lejos. Se mudó con su familia a Iowa en 1993 y allí obtuvo su título de secundaria en el Pella High School.

Ya apuntaba maneras, por lo que la Universidad de Creighton reclamó sus servicios. Allí se pasaría sus cuatro años de college, en los que dejó una huella imborrable. El californiano dio el salto a la NBA en 2003, siendo el cuarto máximo anotador y el máximo triplista en la historia de la universidad. Asimismo, pese a ser un tirador letal en su etapa pre-profesional, encontró tiempo para graduarse en Comunicación audiovisual.

Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SKYHOOK #19

Diciembre 2019 | 100 páginas

Llevan veinte años peregrinando en el desierto, y lo peor es que no parece que tenga fin. Los Knicks, la franquicia más valiosa, es al mismo tiempo el mayor desastre de la NBA. Ya a la venta

Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers

Copyright © 2019 Skyhook Magazine | Revista de baloncesto en español

Síguenos
Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers