Connect with us

Suscríbete a la newsletter

Análisis

Young Core

El núcleo de jugadores jóvenes que atesoran los Hawks amenaza con dar un paso más en una Conferencia Este repleta de aspirantes. Por talento no va a ser, desde luego.

En la reciente y ya clásica encuesta a los GM’s respecto a sus previsiones de cara a la nueva temporada y demás temas de actualidad, un 50% de los mismos apostaron por el Young Core de los Atlanta Hawks como el más prometedor, seguido a muchísima distancia por el de los Houston Rockets (10%) de Jalen Green, KPJ, Garuba y Sengun entre otros. 

Y no es de extrañar. 

Los halcones han formado en el breve espacio de 4 años un conjunto talentoso, competitivo y que ya es seria amenaza para los dos gigantes (Bucks y Nets) que sobre el papel van a disputarse el título de su Conferencia. Cuatro años que han pasado en un suspiro, más si comparamos con la eternidad que llevan en proceso de reconstrucción otras franquicias, inquilinas habituales del pozo de la liga (Kings, Wolves, Pistons…) 

Desde que en 2015 Tony Ressler aterrizara en Atlanta como propietario de los Hawks, (dentro de un grupo inversor en el que también estaba Grant Hill) el equipo de Georgia cambió el rumbo y tomó una dirección poco esperanzadora en su momento, pero que ha terminado por dar los frutos deseados. 

Tras la temporada 2016/17, en la que los Hawks cedieron en 1ª ronda ante Wizards (4-2), los Hawks decidieron derribar y comenzar casi de cero. 

Fue la primera temporada de Budenholzer en el banquillo y la primera también y última del actual head coach de los Bucks como GM del equipo (otro que creyó poder combinar ambos cargos y que acabó fracasando). Ese verano (2017), boleto a ese ramillete de veteranos que encarrilaban la recta final de sus carreras (Millsap, Sefolosha, Dunleavy, Howard y Calderón) y cambio de cara radical, empezando con la llegada de Travis Schlenk como hombre fuerte en la toma de decisiones y liberando carga salarial conformando un equipo más joven (año rookie de John Collins) y lleno de retales que apenas logró 24 triunfos en la 2017/18, lo que supuso  decir adiós a Bundelhozer (camino a Milwaukee) y recibir a un casi desconocido Lloyd Pierce, nuevo comandante de la nave.  A partir de aquel verano de 2018, todo lo han hecho bien por Atlanta y Schlenk es el principal culpable.

A John Collins se le unió vía Draft un tal Trae Young y el tirador Kevin Huerter, para un año más tarde hacerlo DeAndre Hunter y Cam Redish (también Bruno Fernando)…. Y Clint Capela mediada la “Covid Season” 2019/20. Por cierto, que la arriesgadísima renuncia a Luka Doncic por hacerse con Trae y un futuro pick que se tradujo en Redish puede decirse que no le salió mal, y dado el nivel del esloveno, eso es mucho. El pasado verano, con Onyeka Okongwu incorporándose vía Draft, los Hawks disponían de un más que generoso espacio salarial para añadir alguna estrella que complementara  su nutrido núcleo joven.

Atlanta no fue un mercado preferente para las SúperStars del momento, así que Schlenk tuvo que otear horizontes más modestos  que dieron con los europeos Gallinari y Bogdanovic en el equipo y el veterano y reciente campeón Rajon Rondo (posteriormente Lou Will).  Un roster con la juventud y el descaro como marca registrada, salpicado por unas gotas de veteranía absolutamente imprescindibles para cualquier proyecto que se precie.

Tras la curva cerrada que supuso el inicio de curso pasado, Schlenk logró enderezar el vehículo despidiendo con todo el dolor a Pierce (rebelión a bordo) y confiando en el 2º de a bordo, el ultra experimentado Nate McMillan. 

Los Atlanta Hawks terminaron por ser, contra pronóstico, la gran revelación de la Conferencia Este dejándonos postales para el recuerdo y con la confirmación de Trae Young como estrellaza.

Jóvenes pero muy preparados

Ese núcleo joven cuenta ya en la mochila con la experiencia adquirida en la pasada post-season y no van a pararse ahora.

Trae Young (23 años) es el indiscutible líder esta bandada de halcones que prometen volar muy, muy alto, pero sus acompañantes no son poca cosa. John Collins (24) es el lugarteniente perfecto de Trae, recientemente renovado cumple sobrado en ataque y ha dado pasos muy interesantes atrás para convertirse en un jugador calibre All Star. Cam Redish (22), estuvo desaparecido la pasada campaña por culpa de una lesión en el Aquiles, para aparecer ante Milwaukee en la Final del Este dejando muestras de su capacidad anotadora. Kevin Huerter (23) tomó con total naturalidad la responsabilidad de ser titular en los pasados Playoffs y firmó alguna actuación ofensiva sobresaliente. De’Andre Hunter (23) es el factor “X” de este equipo. Los problemas físicos no le están permitiendo “romper”, pero como este sea su año… lo tiene todo para ser un jugador todoterreno y que marque diferencias Onyeka Okongwu (20) ya asomó la patita en los pasados Playoffs, y aunque todavía está verde, apunta a jugador defensivo élite, y en Capela tiene el espejo perfecto donde mirarse.

Sin duda, el Young Core más potente y talentoso de la NBA a día de hoy.

Seis jugadores fijos en la rotación de Mc Millan menores de 25 años a los que debemos añadir a los rookies Sharife Coooper (pick 48) y Jalen Johnson (pick 20), quienes se intentarán ganar su espacio y a los más veteranos Clint Capela, Bogdan Bogdanovic, Solomon Hill, Delon Wright y Lou Williams en lo que es un auténtico equipazo. Cierto es que Nets y Bucks parten como claros favoritos para alcanzar el cetro de la Conferencia Este, pero… ¿hay alguien que se atreva a descartar a estos Atlanta Hawks? Yo, desde luego, no soy tan osado.

Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers

Si te ha gustado, no te pierdas...:

¿The last dance?

Comentar

Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SKYHOOK #29

 

Octubre 2021 | 100 páginas

Esta es la historia de un entrenador y de un equipo que se revelaron contra la mediocridad. La de un sueño con anhelos europeos que terminó convirtiéndose en la peor de las pesadillas. El Barça de Aíto, en nuestro nuevo número.

Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers

Copyright © 2019 Skyhook Magazine | Revista de baloncesto en español

Síguenos
Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers