Connect with us

Suscríbete a la newsletter

Análisis

Los gigantes de la pintura se asocian al triple

El baloncesto evoluciona con el paso del tiempo y el juego de los pívots no es ajeno a este cambio

GettyImages

El baloncesto es un deporte que no para de evolucionar, ya sea modificando reglas o por estilo de juego y el cambio durante este siglo XXI se observa en la manera de como el tiro de tres se utiliza cada vez más, siendo una amenaza constante para sumar más rápido y esto ha llevado a ver como los jugadores interiores, los pívots, los gigantes, se alejan cada vez más del poste bajo dirección a la línea de tres puntos.

Eso sí, hasta hace diez o quince años los pívots tiradores eran un rara avis y se podían contar con los dedos de las manos, ya que no pasaban de la decena en la NBA. Hoy en día, en cualquier franquicia y para cualquier entrenador es norma encontrarlos y es clave saber usar este rango de tiro. El ejemplo más claro de estos gigantes alejados de la pintura lo tenemos con el reciente título ganado en el concurso de triples del All-Star de Cleveland por Karl-Anthony Towns, pívot de Minnesota Timberwolves. Junto a él, hay una serie de jugadores en la liga que sobresalen y que hablaremos al final, pero, ¿Qué siete pies fueron los pioneros y sobresalieron a KAT, Jokic, Embiid o Jaren Jackson Jr.? Cinco ejemplos de los noventa e inicio del de los 2000 para ver cómo evolucionó la amenaza del tiro de tres en la NBA.

Arvydas Sabonis

El pívot lituano es uno de los primeros impulsores al cambio. Sabonis introdujo muchos nuevos aspectos en el mundo del baloncesto y también lo hizo en el tiro de media y larga distancia. Su tardía llegada a la NBA, no lo haría hasta el año 1995 que aterrizaría en Portland Trail Blazers, hace que su huella en la liga americana sea menor, pero en los años que estuvo dejó muestras de la leyenda que fue en el baloncesto europeo. Antes del lituano, encontramos a Bill Laimbeer, como interior que tenía su tiro de larga distancia entre las múltiples opciones para anotar.

En la NBA, Sabonis, primero haciendo equipo con Rod Strickland y Cliff Robinson, para posteriormente ser parte de los Jails Blazers junto a Rasheed Wallace, Steve Smith, Pippen o Bonzi Wells, tendría unas temporadas donde su tiro exterior sería una gran amenaza y generador de puntos en la franquicia de Oregón. En 470 partidos disputados con los Blazers en Regular Season, se iría hasta los 136 triples anotados con un 32%. Fue mejorando el tiro durante su carrera, sobre todo el tiro des de la línea de tres puntos.

Brad Miller

El pívot nacido en Kendalville, en el estado donde el baloncesto es una religión, Indiana, llegó a Kings, después de jugar en Hornets, Bulls y Pacers, en unos Sacramento que aún poseían gran calidad, junto a jugadores como Bibby o Martin, para seguir esta estela inicial de pívots anotadores lejos de la pintura.

Miller no fue elegido en el Draft, pero realizó una gran carrera en la NBA, disputando un total de 868 partidos entre 1998 y 2012, siendo elegido dos veces para el All-Star, defendió en dos Mundiales la camiseta de USA Basketball y jugaría en seis equipos diferentes. Anotaría más de veinte triples en una temporada cinco veces, con dos temporadas teniendo un 40% en porcentaje de tiros de tres puntos. En 2009 además finalizaría los playoffs con un 71% en tiros de campo. El pívot surgido de Purdue, no es uno de los grandes pívots triplistas, pero sí dejó huella para el futuro que venía, y sobre todo, es un jugador que marcaría este cambio que antes se ha comentado.

Mehmet Okur

Varios jugadores interiores europeos tienen un lugar preferencial cuando se trata de pívot y buen tiro exterior, ya sea de media o larga distancia. Previamente, se ha hablado del lituano Sabonis, después se hablará del gran tirador histórico, pero antes de entrar en el turco Okur, hay que hacer referencia a jugadores como Pau o Marc Gasol, Kirilenko, Ilgasukas, Diaw, Gallinari. Precursores también del tiro de tres puntos dentro de su repertorio anotador.

Okur, con sus 2,11 de altura, es un claro ejemplo de lo rápido que cambió y evolucionó la NBA. ‘Memo’, sobre todo en su etapa de Utah Jazz y Sloan, abría las defensas liberando la pintura y siendo una gran amenaza gracias a su tiro de tres. Tiene un sitio clave en la franquicia de Jazz, siendo uno de sus mejores jugadores de la historia de Salt Lake City. Anotaría 573 triples con un 37%, jugando en la NBA de 2022 a 2012, llegando a ser una vez All-Star. En total 634 partidos después de salir escogido en la posición 36 del Draft de 2001.

Tiene uno de los mejores porcentajes de tiro de tres de cualquier interior de la NBA. Ocupa uno de los puestos altos de todos los tiempos en porcentaje de tres y en la temporada 2008-09 hizo un 45%. En enero de 2009 anotaría 43 puntos contra Pacers. Su rendimiento fue de menos a más en la liga.

Channing Frye

Más de 1000 triples anotados, concretamente 1049, con un 40% y llegando a anotar en un partido nueve como récord. Frye pasó por seis equipos en la NBA, después de salir seleccionado en el pick 8 del Draft de 2005, jugando un total de 883 partidos de Regular Season. Fue escogido en el quinteto de rookies junto a Chris Paul, Andrew Bogut, Deron Williams y otro jugador interior tirador, como es el caso de Charlie Villanueva.

Papel destacado sobre todo durante su etapa de Phoenix Suns, Channing Frye es uno de los precursores que la NBA pidió en su momento a hombres altos. Como ala-pívot nunca le gustó fajarse cerca de la canasta, pero sí fue prolífico en el tiro exterior siendo uno de los grandes tiradores de tres puntos de este inicio de siglo XXI. Junto al jugador nacido en White Plains, New York, encontramos durante este inicio de siglo jugadores con un rol muy parecido, pero no tan anotador como lo fue Frye, como es el caso de Muscala, Matt Bonner, Troy Murphy o el italiano Bargnani.

Dirk Nowitzki

Una leyenda. El alemán es uno de los grandes nombres de los 75 años de historia de la NBA y tiene lugar de honor en Dallas Mavericks. Con sus 2,13 acabaría su carrera de veintiún años en la liga, siempre en Dallas, con 1,3 triples de media, y podemos decir que el triple y el tiro de media distancia es sinónimo a la imagen de Nowitzki.

Escogido en el pick 9, el alemán se retiró como sexto máximo anotador de la liga, anotaría 1982 triples en 1522 partidos jugados. Además, fue campeón de la NBA, MVP del 2007 y catorce veces All-Star. Incluso ha inaugurado hace poco una calle con su nombre, Nowitkzi Way en la ciudad de Dallas.

Nowitzki se labró una carrera de leyenda y siempre tuvo a otro alemán como camino a seguir. Otro tirador. Es el caso de Schrempf, que tenía una mano privilegiada y finalizaría con un 39% en tiros de tres. Era una amenaza constante. Y Nowitzki es un ejemplo para grandes nombres de la actualidad, casos de pívots tiradores como Jokic o Embiid, y sobre todo Karl-Anthony Towns. El futuro de grandes tiradores está asegurado en la NBA.

Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers

Si te ha gustado, no te pierdas...:

El hombre bajo el antifaz

Comentar

Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SKYHOOK #32

Abril 2o22 | 100 páginas

Los Chicos Malos de la NBA también fueron capaces de cambiar el juego hasta llevarlo a una nueva dimensión. En nuestro último número nos acercamos a la historia de uno de los equipos más recordados, los Detroit Pistons de finales de los ochenta.

Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers

Copyright © 2019 Skyhook Magazine | Revista de baloncesto en español

Síguenos
Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers