Connect with us

Suscríbete a la newsletter

Actualidad

En Europa es tiempo de Nico Brussino

Tras un comienzo de carrera complicado, Nico Brussino se ha convertido por derecho propio en uno de los jugadores más completos del baloncesto europeo. Un proyecto cocido a fuego lento que ya ha terminado de explotar.

acb photo

Hay un hombre (entre tantos) de moda en la Liga Endesa. Nico Brussino, un argentino con pasaporte italiano de 30 años (nacido en 1993). Un alero espigado, de 2,05m de altura, que por condiciones físicas y talento domina todos los tipos de lanzamiento con porcentajes y toma de decisión de estrella. Cumple su séptimo curso consecutivo en España, el tercero en esta segunda etapa en Gran Canaria, club que le dio su primera oportunidad en el baloncesto nacional allá por 2017 tras una última experiencia fallida en la NBA con los Atlanta Hawks y su consiguiente equipo en la liga de desarrollo.

Entre 2012 y 2015 fue parte de la plantilla del Regatas Corrientes argentino. Pese a no salir elegido en el Draft 2015, sus buenas actuaciones le permitieron dar el salto a un equipo más potente de la Liga Nacional argentina como es Peñarol. Con los de Mar del Plata rozó los quince puntos por partido con más de cinco rebotes y porcentajes de casi 50% en tiros de campo y 40% en triples. Claro su dominio en la competición de su país, esta vez sí probó suerte en la mejor liga del mundo con los Dallas Mavericks por tres años y el mínimo salarial.

Muy verde para la NBA y sobrado en la G-League, es cortado por los ‘Mavs’ al terminar el curso y brota la incertidumbre sobre si su carrera estaba hecha para labrarse en los Estados Unidos. Un mal inicio el curso siguiente en Atlanta sirvió para dar por finiquitado su periplo NBA y Gran Canaria aprovechó la oportunidad para asegurar su regalo navideño.

En medio curso pudo disputar trece partidos en los que anotó seis puntos de media, con bajos porcentajes, apenas dos rebotes y casi tres faltas cometidas en dieciséis minutos. Faltaba adaptación a la liga, pero dejó destellos de su calidad, suficientes para que el equipo vecino, Iberostar Tenerife, se lanzara a por su fichaje en verano.

Un curso en el que pasó sin pena ni gloria hizo que C.B. Canarias no ejecutara el “+1” en su contrato. El siguiente destino del alero sería Casademont Zaragoza con un contrato para dos campañas. En el club maño sí se vio todo el potencial de Brussino; 10,5 puntos, 42% en triples, casi 60% en tiros de dos, 4 rebotes y un robo por encuentro entre ambas temporadas para regresar por todo lo alto al equipo que lo descubrió en el viejo continente.

Su primer curso de vuelta en las islas supuso un pequeño paso atrás en cuanto a jerarquía.  8,7 puntos, 41% en triples y 49% en tiros de dos, casi el mismo volumen de lanzamiento en ambos registros, con 4 rebotes, 2 asistencias y un robo. Importante en el puesto de alero con mucha libertad para tirar a canasta. Su relevo entonces, Miquel Salvó, es el mismo todavía y sus virtudes tapan las carencias de Brussino y viceversa.

La temporada siguiente el argentino se confirma como uno de los claros líderes del equipo: titular en los 36 partidos que disputó en ACB con la elástica amarilla. 11 puntos, 45% en triples y 54% en tiros de dos. El número de triples lanzados duplica el de tiros de dos. Además, registra 4,6 rebotes, 2,6 asistencias, 1 robo y 1,6 pérdidas para culminar en 14 de valoración. Por si fuera poco Gran Canaria cierra la campaña con ese título de Eurocup, competición donde firmó 9,3 puntos y 3,7 rebotes y que otorgaba a los pío-pío el derecho a disputar la Euroliga del curso siguiente.

Quizá ese mismo título de Eurocup hizo que los clubes de Euroliga pusieran sus ojos en proyectos más a largo plazo como Khalifa Diop y Balcerowski en lugar de interesarse por Nico Brussino, un jugador que estaba cerca de colgarse el cartel de eterna promesa a punto de cumplir treinta años.

El club isleño renunció a su plaza en la mejor competición europea por temas económicos. Brussino no termina de dar esa sensación de dominar la competición, aunque sí deja entrever un jugador muy aprovechable desde el banquillo para equipos con mayores pretensiones. A simple vista sin ofertas, Gran Canaria mantiene a uno de sus grandes líderes para intentar revalidar ese título. Y no pueden estar más agradecidos porque en once partidos el de Cañada de Gomez tiene un promedio de 16 tantos por duelo, 5 rebotes y 1,5 balones para casi 19 de valoración. Sus splits de tiro se van a 41% en triples en seis intentos por partido y 70% en tiros de dos en menos de cuatro cada jornada. En Eurocup, 11 puntos, 2 rebotes y 3,5 asistencias.

En este arranque de la temporada 23/24 sí hay consenso entre las voces más populares del mundo del baloncesto: A Nico Brussino le toca disfrutar de su primera oportunidad en Euroliga. En noviembre se fue hasta los 21 puntos y 27 de valoración por partido y supuso el galardón de MVP Movistar del mes. Un tirador intachable desde el Catch&Shoot que cada partido asume más responsabilidades.

acb photo

Su forma de jugar no implica mucho uso de balón, pero empieza a ser muy productivo con el balón en sus manos. Su envergadura le permita sacar mucha ventaja de los crossovers, los primeros pasos y de los pull-up (o tiro tras bote). Hace mucho con pocos botes. Su eficiencia desde el triple hace que pise poco la zona para penetrar, sólo en situaciones de clara ventaja y contraataques. Quizá evitar esa alergia al contacto puede ser su tarea pendiente.

Parece tener muy claro cuál es su rol y su manera de jugar. Y es una que encaja a la perfección en equipos con necesidad de ganar títulos. Defensor aseado, una combinación preciosa de físico y talento en plena madurez, tiene la cabeza muy centrada para ayudar en el rebote. Jaka Lakovic ha sacado todo su jugo y las superpotencias europeas acechan sobre un jugador que eleva mucho el suelo de sus equipos y, el día que está entonado, también es capaz de marcar el techo.

Brussino se lleva el premio moral a mejor alero des los primeros meses de esta Liga Endesa. Muchas de las victorias de DreamLand Gran Canaria se explican por el ascenso meteórico que ha tenido el argentino. Invictos en la Eurocup y con balance positivo en competición doméstica, Nicolás Brussino quiere seguir creciendo junto a Lakovic, Savané y sus compañeros de equipo en una ACB de un nivel estratosférico y una Eurocup en la que en casa no tienen rival y no parece descabellado poder verlos revalidar el campeonato.

Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers

Comentar

Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SKYHOOK #43

Febrero 2o24 | 100 páginas

Capaz de anotar como un alero pese a contar con la altura de un pívot, Nowitzki cambió también la forma en la que se jugaba al baloncesto. En este número de SKYHOOK descubrimos toda su carrera, desde sus orígenes en la liga alemana, hasta la gloria del anillo de 2011.

Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers

Copyright © 2023 Skyhook Magazine | Revista de baloncesto en español

Síguenos
Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers