Connect with us

Suscríbete a la newsletter

Actualidad

Artem Pustovyi, en casa como en ningún sitio

Artem Pustovyi vive una improbable segunda etapa en Santiago, el club que le ofreció su gran oportunidad en la élite.

ARTEM PUSTOVYI
acb photo

Artem Pustovyi (Sofiyivka, Ucrania, 1992) se está convirtiendo en una de las sensaciones de la temporada en esta ya finalizada primera vuelta de la Liga Endesa. El pívot ucraniano está firmando unos impresionantes números desde su retorno al equipo de la capital gallega, lo cual, sumado a su experiencia en clubes más laureados y con mayores presupuestos, hacen de él un jugador todavía más completo del que era cuando se marchó del Obradoiro para firmar por el todopoderoso F.C. Barcelona. 

El regreso del interior ucraniano a Santiago de Compostela se materializó durante el pasado verano, uno de muchos movimientos para la entidad gallega, ya que hubo cambios importantes en su estructura deportiva. El primero que tuvieron que asumir fue la salida del Director Deportivo, José Luis Mateo, después de doce años incorporando talentos a la liga, lo cual obligó al Obra a apostar por otro candidato que tuviera la misma ilusión que su predecesor. Tras su marcha, el club actuó con rapidez, y a mediados del mes de junio firmó a Eduardo Pascual, cuya experiencia en Estados Unidos como ojeador en los Minnesota Timberwolves convenció a los responsables. A su llegada a Compostela, lo primero que hizo fue un análisis de plantilla y cuerpo técnico para conocer las piezas con las que quería seguir apostando, y saber qué otras posiciones necesitaban refuerzos. Por otra parte, una vez renovada la piedra angular del equipo, Moncho Fernández, Pascual se puso manos a la obra en lo que en ese momento era primordial; la confección de la plantilla.

El verano empezó movido para los compostelanos; la salida de jugadores importantes para los sistemas del alquimista de Pontepedriña como Kassius Robertson – máximo anotador de la liga regular– Phil Scrubb, Edgar Vicedo, y Will Magnay, dejaron huecos para fichajes y para jugadores de la plantilla que habían dispuesto de menos minutos. Pasaron las semanas y el 18 de Julio el Obradoiro se hizo con los servicios del jugador llamado a ser el líder del proyecto para la campaña 23-24: Artem Pustovyi.

Pustovyi regresaba, 6 años después, a la ciudad que le vio crecer profesionalmente. El pívot ucraniano venía de una temporada de bajo rendimiento en el UCAM Murcia, con unos números alejados de los de su última temporada en Sar. El entrenador madrileño Sito Alonso comentó después de un choque ante el Baskonia que «A Artem le tenemos que animar entre todos, pues si él está bien, puede subir un escalón más, y sin él lo podríamos hacer pero con mucha más dificultad». La dificultad de Pustovyi para aclimatarse a los sistemas de Alonso le hizo barajar otros posibles equipos durante el periodo estival. 

Es lógico pensar que Pustovyi tuviera entre ceja y ceja encontrar un proyecto que apostara por él al cien por cien. Su salida de Santiago y posterior fichaje por el Barcelona fue un paso de gigante en su carrera, pasando de una entidad que barajaba dos millones de presupuesto a otra llamada a ser campeona de todas las competiciones. Pero nadie dijo que fichar por un grande sería tarea fácil, y Pustovyi tuvo que pagar ese peaje. En su primer año con los culés promedió 6.3 puntos y 2.8 rebotes, en 9.4 minutos jugados, unos números decentes para ser su primera temporada en el Barça. Sin embargo, todo cambió en su segunda campaña cuando el entrenador Svetislav Pesic dejó de confiar en él, disputando tan solo 7 partidos en toda la temporada. Las incorporaciones de Brandon Davies y Nikola Mirotic le dejaron muy atrás en la rotación y apenas pudo jugar. 

Tras su segunda temporada en la Ciudad Condal, se avecinó un verano con tormenta para los intereses de Pustovyi, ya que los azulgranas tenían pensado cortarlo. Sin embargo, no todo iban a ser malas noticias para el jugador. El club de la capital catalana despidió a su entrenador, Svetislav Pesic, y se hizo con los servicios del tricampeón de la Euroliga y flamante entrenador del Zalgiris Kaunas, Šarūnas Jasikevičius. El lituano llegó a Barcelona con el propósito de dar más minutos a jugadores que se habían pasado buena parte de la temporada anterior en el banquillo. Ejemplos de jugadores que tenía pensado que entraran más en rotación eran Pustovyi y Smits. Por suerte para ellos, las promesas del entrenador se materializaron y el letón tuvo mucho más protagonismo en el equipo, doblegando los puntos anotados por partido respecto a la temporada anterior. Por su parte, Pustovyi también supo aprovecharse de la confianza de Jasikevičius y firmó sus mejores números desde su llegada al Barça, promediando 7.8 puntos y 3.2 rebotes. 

Sin embargo, tras esa notable campaña, decidieron traspasarlo al Dreamland Gran Canaria liderado por Porfirio Fisac. Se esperaba una gran aportación del interior, y así lo fue. El pívot promedió 9.1 puntos y 3.8 rebotes en una temporada donde los pío pío consiguieron la clasificación para los playoffs de la Liga Endesa y la oportunidad de jugar los cuartos de final de la Eurocup.

No obstante, a veces este deporte es caprichoso y tristemente Pustovyi se marchó de la isla pese a su buena temporada, recayendo en Murcia. Como previamente se ha comentado, su paso por Murcia no fue del todo bueno, sus estadísticas individuales no reflejaban a ese jugador dominante que había hecho grandes números en Santiago y en Gran Canaria.  

Pero a veces la vida da giros copernicanos que uno mismo no espera y Pustovyi tuvo la oportunidad de fichar por el Obra, un club donde ya había triunfado, y con el aliciente de volver a ser entrenado por quien le ayudó a convertirse en el jugador que es a día de hoy. Por suerte para los gallegos, Pustovyi decidió apostar por lo seguro y aceptó la oferta. Moncho y Pascual sabían que lo que les había caído en las manos era un diamante en bruto, entendiendo que Artem es un jugador que en condiciones normales nunca hubiera regresado al Obradoiro.

Desde su retorno está firmando los mejores números de su carrera. Tras el final de la primera vuelta, sus estadísticas reflejan su calidad individual, firmando 13.2 puntos, 5.9 rebotes, y 1.7 tapones por partido. Además, es el quinto clasificado en tiros de dos encestados por partido con 4.9 y el primero en faltas recibidas de toda la liga con 5,1.

Los números de Artem Pustovyi hablan de lo gran jugador que es. Su vuelta a Santiago ha sido una decisión acertada por su parte, ya que lidera estadísticas individuales y tiene un impacto en el juego que pocos jugadores tienen. En la segunda vuelta, el ucraniano enfrentará desafíos que deberá superar si desea disfrutar de más minutos en la pista, como la necesidad de reducir el número de faltas cometidas por partido. En varias ocasiones, se ha visto obligado a abandonar el encuentro antes del pitido final por este motivo. Sin embargo, seguramente será capaz de superar esta adversidad, ayudando al Obradoiro a ganar los partidos necesarios para certificar la permanencia una temporada más.

Artem, en casa es donde mejor se está

Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers

Siguiente artículo:

Devin Robinson es una estrella

Si te ha gustado, no te pierdas...:

Codi Miller-Mcintyre, el lobo que aúlla por Europa

Comentar

Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SKYHOOK #43

Febrero 2o24 | 100 páginas

Capaz de anotar como un alero pese a contar con la altura de un pívot, Nowitzki cambió también la forma en la que se jugaba al baloncesto. En este número de SKYHOOK descubrimos toda su carrera, desde sus orígenes en la liga alemana, hasta la gloria del anillo de 2011.

Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers

Copyright © 2023 Skyhook Magazine | Revista de baloncesto en español

Síguenos
Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers