Connect with us

Suscríbete a la newsletter

Actualidad

El premio a la paciencia de Leyma Coruña

El ascenso del Leyma Coruña a la Liga Endesa es el fruto de la paciencia y el esfuerzo bajo la dirección de Diego Epifanio.

El premio a la paciencia de Leyma Coruña
Foto: Básquet Coruña

El equipo entrenado por Diego Epifanio está a escasas fechas de confirmar su ascenso a la Liga Endesa. Quedar primero en esta LEB Oro con tantos clubes y aficiones de primer nivel es la recompensa a la perseverancia y al trabajo bien hecho.

Leyma Coruña formará parte de la Liga Endesa 2024/2025. Así se lo ha ganado en la pista el cuadro gallego. Tras dos años eliminados en las eliminatorias (uno en semifinales y otro en cuartos contra Girona, el posterior ascendido) con Sergio García como entrenador, el club apostó por una leyenda de la categoría como Diego EpifanioEpi’ para el banquillo. La temporada pasada se mantuvo entre los punteros, pero sin tener a su alcance el ascenso directo. Cayó derrotado en cuartos de final ante el Gipuzkoa Basket de Lolo Encinas y Justin Jaworski. Aun así, la decepción no invadió el entorno coruñés y apostaron por mantener buena parte del bloque, así como el entrenador, para volver a intentarlo el curso siguiente.

Y la confianza no ha podido tener mejor resultado. En una campaña dominada hasta la jornada trece por San Pablo Burgos y desde entonces hasta la 21 por Movistar Estudiantes, la constancia de Leyma Coruña, en bajo perfil hasta finales de febrero, es la que se adelanta a los dos macroproyectos que se autoexigían el ascenso en verano. Un despliegue ofensivo inalcanzable para los mortales, una plantilla fantástica y una afición volcada.

Leyma Coruña es líder en solitario desde la jornada 21, cuando ocupó esa primera posición con una racha de once victorias consecutivas. Las estadísticas muestran una superioridad tremenda: Líder en puntos por partido (89,8), asistencias (19,9), tapones (2,4), porcentaje de tiros de dos puntos (57,6%) y valoración (100,5). Además, es segundo en rebotes totales (34,5) y se queda a una décima de liderar el apartado de rebotes defensivos (24,8).

Para terminar de complementar estas cifras, la estadística avanzada de Ball&Stats apunta otros datos que también hacen despuntar a los gallegos en facetas en las que de primeras puede no parecerlo. Es el cuarto mejor equipo en porcentaje de rebote ofensivo con 32,6% y es el segundo equipo con un porcentaje de pérdida más bajo (10,63%, casi idéntico al líder, San Pablo Burgos) con el cuarto mayor ritmo de posesiones por partido con 73 en cada duelo. Una salvajada.

Superó la amenaza de Tizona y venció en su campo a su gran perseguidor, que dependía de sí mismo en ese momento. Ha sido una quimera competir con la regularidad de este Leyma Coruña. Dos derrotas en casa y cinco como visitante. Son datos demoledores, la afición ha respondido y creído en el proyecto.

Si buscamos algún dato en mayor profundidad, ha empatado el récord de mayor anotación en un partido de LEB Oro con 119 ante Alega Cantabria en la jornada 3. Es el primer club de la historia de la categoría que ha anotado más de 110 en dos encuentros seguidos (111 la posterior fecha en la cancha de Valladolid). En ese duelo ante Real Valladolid, se quedó a un triple del récord de la competición (firmaron 21/33, un despampanante 64%) y Yunio Barrueta anotó 9/11, empató el récord de la competición con la línea en 6,75m.

La plantilla mantuvo a siete de los once jugadores del curso anterior. Una base sólida conformada por Ingus Jakovics y Álex Hernández como organizadores, Aleix Font, Olle Lundqvist y Yunio Barrueta en las alas y Álex Galán y Atoumane Diagne en las plazas interiores. Salió del equipo el base Goran Filipovic, los ala-pívots Simeunovic y el capitán Javi Vega y el pívot Lotanna Nwogbo. Eran necesarios, al menos, cuatro fichajes en el mercado veraniego para mejorar las prestaciones del curso anterior.

Para la posición de base aterrizó el danés Sebastian Aris desde la liga húngara. Un jugador solvente, eficiente en el bloqueo directo, con capacidad para asistir y anotar triples frontales. Debía quedarse con los minutos de un Hernández ya lastrado físicamente y que ha tenido un rol de veterano. Base titular en muchas ocasiones por la tendencia de Jakovics para salir desde el banquillo, ha brindado su solvencia al equipo. Por su parte, el letón Jakovics es uno de los mejores bases de la competición en anotación, el segundo mejor en asistencias y uno de los líderes de toda la liga en cantidad de triples anotados. Se ha convertido en una estrella de la LEB Oro, desatascador de élite para el ataque de Epifanio.

Para esos huecos en las alas, a caballo entre el ‘3’ y el ‘4’, se apostó por Sean McDonnell y Pablo Hernández. El primero venía de hacer dos temporadas buenísimas en Oviedo y Alicante. Tras su llega a Coruña, redujo su importancia en el esquema ofensivo y se convirtió en un alero grande e incómodo en defensa, sin dejar ese más de 40% en triples que atesoraba durante varias temporadas. El segundo ha tenido menos minutos, pero ha cumplido con creces. Físico, efectivo y hombre de vestuario.

Leyma Coruña ya contaba en sus filas con tres jugadores determinantes. Olle Lundqvist, sueco de apenas 24 años, ha sido un todoterreno. Defensor exterior de élite, buen reboteador, ataca con dureza el aro, puede asistir y producir con balón e incluso es aseado para lanzar de tres puntos. Jugador de equipo grande. Yunio Barrueta, el cañonero americano que ya había enamorado el curso anterior. 14 puntos de promedio, 40% de acierto en triples con más de 200 lanzamientos intentados y 4,5 rebotes. Un tirador con un físico privilegiado, la sangre caliente de los gallegos. Y, por último, Aleix Font. El canterano del Barça es un súper clase. Un acierto brutal en penetraciones y bombas por su envergadura. Muchos puntos en su juego, además de ser estéticamente privilegiado.

Por dentro, Atoumane Diagne es un finalizador espectacular. Un filón en el pick&roll, uno de los mejores intimidadores de la liga. Cuatro rebotes por encuentro en apenas trece minutos, 68% de acierto en tiros de dos. Un seguro. Para ayudar como ‘4’ y como ‘5’, Álex Galán recupera poco a poco su mejor versión.  Un jugador aguerrido, eficiente, inteligente y todavía joven para crecer, porque tiene muy buenas condiciones.

Faltaba un pívot para cuadrar un nuevo roster de once piezas y la dirección deportiva lo encontró en todo un Goran Huskic. El pívot serbio volvía a la LEB Oro tras siete temporadas. En 2017 había ascendido con San Pablo Burgos, después de promediar unos números inalcanzables para el resto de interiores. Este año ha bajado un pelín respecto a aquella versión (salvo en asistencias, con casi cuatro por partido), pero transmite una sensación de dominio terrible. Anota con pocos errores, rebotea, pide el balón en los finales igualados y es, desde la posición de pívot, el principal motor del mejor ataque de la liga. Condición sine qua non para el ascenso. No puede no gustarte.

Por si fuera poco, falta por mencionar una pieza. Cuando parecía confirmado que la plantilla sería de once, la guinda del pastel fue Beka Burjanadze. Un jugador amado por la afición, pues su última temporada en Coruña (2016) fue uno de los mejores jugadores de la categoría y pudo dar el salto a la Liga Endesa. Siempre atento en redes sociales, ha vuelto a congeniar una bonita relación con los fans y ha sido factor X en infinidad de encuentros. Un juego en el poste muy peligroso, una garantía en el rebote y una amenaza desde el triple. Otro de los grandes motivos para que Leyma Coruña alcance el olimpo.

Esta plantilla consumará la llegada de Leyma Coruña a la mejor liga del baloncesto nacional por primera vez en su historia. Diego Epifanio logrará su tercer ascenso a ACB, un entrenador que garantiza competir con los mejores. El propio Epi decía el año pasado que Leyma Coruña era “la envidia en cuanto a gestión” de la LEB Oro y, por fin, esa gran gestión ha recibido el ansiado premio que se ha labrado con mucho trabajo y paciencia, sin saltarse pasos.

Han llegado a un punto álgido de madurez y la plantilla ha sabido sufrir, bajar al barro y adaptase a las diferentes situaciones que esta durísima competición ha impuesto. Desde la temporada 2019/2020, cuando el club se convirtió en S.A.D., merodeaba el sueño del ascenso y no ha tardado en llegar. Galicia tendrá un nuevo integrante en la élite del baloncesto nacional. El proyecto de Leyma Coruña ha recogido lo sembrado estos años con muchísimo mérito. Premio a la paciencia, infravalorada virtud.

Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers

Comentar

Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LA REVISTA

Abril 2o24 | 100 páginas

No eran malos. Eran peores. En nuestro nuevo número repasamos a alguno de los equipos más desastrosos de la historia de la NBA. Un especial a mitad de camino entre el drama y la comedia.

Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers

Copyright © 2023 Skyhook Magazine | Revista de baloncesto en español

Síguenos
Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter y no te pierdas ningún artículo, novedad, o menosprecio a Los Ángeles Clippers